Resumen

  • El joven técnico del Borussia Dortmund está camino de convertirse en uno de los entrenadores estrellas del fútbol internacional.
  • Su visión del fútbol y su metodología le ha hecho ganarse la admiración de sus colegas.
  • Con un BVB renovado, Thomas Tuchel espera dar muchas alegrías a sus aficionados.

Thomas Tuchel llegó al banquillo del Borussia Dortmund con la misión de buscar destronar al gran campeón alemán, el FC Bayern München. Con su gusto por el buen fútbol y una plantilla más que ilusionante, el joven técnico ha conseguido que El Muro Amarillo (Die gelbe Mauer) vuelva a vibrar.

Thomas Tuchel empezó en 2015 con buen pie en el Borussia Dortmund, tras obtener buenos resultados en la pretemporada, ganó sus nueve primeros partidos oficiales, situándose como líder del campeonato doméstico.

De hecho, logró por entonces el que había sido el mejor inicio de la historia de la Bundesliga, con cuatro victorias de cuatro posibles y una diferencia de goles de +12. El que fuera entrenador del 1. FSV Mainz 05 terminó su primera temporada en el Signal Iduna Park como subcampeón de la Bundesliga y de la Copa Alemana.

Su filosofía de juego

Thomas Tuchel se ha mostrado como un técnico permeable, abierto a otras culturas e influencias. En el terreno de juego ha optado por un juego menos vertiginoso que el que venía siendo tradicional en Dortmund.

Su equipo se caracteriza por el gusto por la elaboración en el ataque posicional, defensa adelantada y permuta constante de posiciones, faceta en la que insiste con vehemencia. Tuchel opta por intentar tener el control y el dominio del partido durante los 90 minutos. Obviamente su equipo no ha rechazado la velocidad, ni los rápidos contragolpes, ni la presión de bloque alto del pasado.

Thomas Tuchel se ha mostrado como un técnico permeable, abierto a otras culturas e influencias. © imago / Jan Huebner

Pero ahora el Borussia Dortmund es un equipo que no deja de moverse en el campo, con muchas asociaciones, movimientos constantes en su línea de tres cuartos y dos hombres bien abiertos en las bandas para dar profundidad y abrir la defensa rival. El famoso pressing tras pérdida de balón que lo hizo famoso internacionalmente continúa estando presente en los esquemas de Tuchel con mucho vigor.

Incorporaciones ilusionantes

Tras las salidas este verano de tres pilares fundamentales del equipo: Hummels, Gündogan y Mkhitaryan, había cierto escepticismo entre los aficionados Negriamarillos sobre cómo afrontaría su técnico la presente temporada. Las incorporaciones de Bartra, Guerreiro, Dembélé, Emre Mor, Götze, Rode, Schürrle, Merino y la irrupción de Passlack le han dado a Tuchel una plantilla muy versátil y lo suficientemente amplia para competir con garantías en las tres competiciones.

El tiempo dirá si este BVB es capaz de destronar al tetracampeón consecutivo, el FC Bayern München, y volver a alzar la ensaladera al cielo de Dortmund. De momento Thomas Tuchel ha conseguido que las gradas del Signal Iduna Park vuelvan a vibrar y a divertirse con un fútbol más refinado y elaborado.

El reto es complicado, pero a Tuchel le sobra preparación y determinación en sus ideas para afrontar semejante tarea. No juega para ganar, juega para trascender. ¡En Dortmund están de suerte!