El FC Schalke 04 se impuso por dos goles a cero ante el Freiburg, con lo que consiguieron aguarle la proclamación como campeón al FC Bayern München en la Fecha 28.

El Schalke no quiso que el Bayern saliera campeón en la Fecha 28 y con un sufrido triunfo ante el Freiburg aplazó el alirón de los Bávaros en, al menos, una semana. Tras una primera mitad bastante deslucida en la que el conjunto local no encontró la forma de hincarle el diente a unos visitantes bien plantados en la cancha, todo cambió tras el intercambio de campos. A la hora de partido un remate al larguero de Sierro para el Freiburg pudo cambiar el devenir del partido.

PARTIDOS: Siga aquí todos los detalles de la Fecha 28

Sin embargo, minutos después Caligiuri transformó un discutido penal sobre Embolo y abrió el marcador para los locales. En las protestas por la pena máxima, Petersen se cargó con dos amarillas por sus efusivas quejas ante el colegiado y tuvo que enfilar rumbo el vestuario antes de tiempo. Con un Freiburg fuera del partido tras el penal y la expulsión, Burgstaller puso la sentencia en el luminoso y le dio tres puntos de oro a un Schalke que de paso le aguó la fiesta al Bayern.