Resumen

  • Máxima igualdad en el choque entre Los Lobos y Los Chivatos.
  • El orden del 1. FC Köln sorprendió al VfL Wolfsburg.
  • Mario Gómez no pudo estrenarse con gol en su debut.

Ni VfL Wolfsburg ni 1. FC Köln lograron anotar en un partido marcado por la extrema igualdad. Ambos clubes, con cuatro puntos en dos partidos, se mantienen en los puestos altos de la tabla.

El VfL Wolfsburg llevó más tiempo la iniciativa en la primera mitad gracias, sobre todo, a la movilidad de sus mediocampistas. Mario Gómez, con un disparo lejano a los tres minutos, dio el primer aviso.

La más clara en Los Lobos la tuvo a los 24 minutos Daniel Didavi al mandar alto un envío de Julian Draxler tras una gran jugada personal de éste. Ricardo Rodríguez, de tiro libre, también gozó de una buena opción.

Por su parte, el 1. FC Köln cedió la pelota y prefirió buscar sus opciones de peligro a la contra, las cuales surgieron en su mayoría de las botas de Leonardo Bittencourt, muy activo durante todo el partido.

Segunda mitad más abierta

Los Chivatos salieron con ganas tras el paso por vestuarios. Marcel Risse, con un lanzamiento raso en un tiro de falta a los cinco minutos de la reanudación, casi sorprendió a Casteels, que volvió a reaccionar con rapidez para sacar el peligro.

Por el costado izquierdo Bittencourt siguió siendo el jugador más peligroso. Ante dicho panorama, Dieter Hecking buscó la reacción con un doble cambio dando entrada a Maximilian Arnold y Bruno Henrique.

Los compases finales del encuentro se vivieron con mucha intensidad y con ninguno de los dos equipos queriendo perder la opción de llevarse el partido. Finalmente, reparto de puntos entre Los Lobos y Los Chivatos y segunda jornada consecutiva para ambos sin perder, sin goles encajados, y afincados en los puestos altos de la clasificación.