Resumen

  • El RB Leipzig quiere vencer a un campeón de la Bundesliga por tercera fecha seguida.
  • El equipo de Ralph Hasenhüttl busca meterle presión a los líderes.
  • El cuadro de Leipzig apunta a ser uno de los mejores debutantes en la Bundesliga.

Luego de tres fechas y siete puntos, las predicciones parecen cumplirse para el RB Leipzig que ahora quiere vencer, por tercera fecha consecutiva, a otro antiguo campeón de la Bundesliga, el Borussia Mönchengladbach.

Las proyecciones eran interesantes para el RB Leipzig antes de su estreno en la Bundesliga. Por el equipo que habían conformado, por tener en el banquillo al técnico Ralph Hasenhüttl y por la reacción en cadena que un debutante de su estilo -con un sólido apoyo detrás- podría generar en la competición.

Luego de sobreponerse a la eliminación en la Copa Alemana frente a su clásico rival, el Dynamo Dresden, los de Leipzig rearmaron su andadura y comenzaron a sumar en su debut en la Bundesliga. Primero arrancando un empate en casa del TSG 1899 Hoffenheim (2:2) y luego dando dos mayúsculas sorpresas frente a dos históricos de la categoría: Borussia Dortmund (1:0) y Hamburger SV (0:4).

El último duelo, además, colocó al equipo albirrojo como uno de los mejores debutantes en la historia del certamen. De hecho, desde que el FC Bayern München llegó a la máxima categoría en 1965, ningún elenco recién ascendido había marcado cuatro goles al histórico HSV.

Y para la próxima fecha le espera otro histórico en el Red Bull Arena: el Borussia Mönchengladbach de Andre Schubert. Un rival con nivel de Champions League que viene de golear al SV Werder Bremen (4:1).

En el establo de Los Toros Rojos hay optimismo. “Sabemos que somos un equipo muy joven, que tenemos mucho que aprender en esta categoría. Pero somos ambiciosos”, dijo Hasenhüttl en la víspera del compromiso ante Los Potros. “Hemos tenido que ir sobreponiéndonos a la presión y lo hemos hecho bien”.

A favor del cuadro debutante está que el histórico Gladbach, especialmente en la pasada campaña, no fue un buen elenco visitante: apenas sumó 12 de sus 55 unidades como forastero. Y Leipzig fue, en efecto, un buen reducto para el anfitrión. Allí sacó 43 de sus 67 puntos en la campaña anterior, en la Bundesliga.

Este será el primer choque histórico entre ambas oncenas. Una con siete años de existencia y la otra, con 116.