Resumen

  • Al RB Leipzig le bastaron siete años de existencia para llegar a la Bundesliga.
  • La responsabilidad goleadora se reparte entre varios jugadores.
  • Ralph Hasenhüttl, extécnico del Ingolstadt, será quien dirija a Los Toros en su debut en primera.

En apenas siete temporadas desde su fundación en 2009, el RB Leipzig se abrió paso desde la quinta división hasta la Bundesliga. Con ambiciosos objetivos a largo plazo y una plantilla diversa en nacionalidades, el cuadro del este alemán buscará consolidarse en la Bundesliga.

En la temporada 2015/16 el director deportivo Ralf Rangnick asumió la conducción del equipo, que además había sufrido trece bajas en su plantilla. El club fue muy activo para compensar las salidas y armó un plantel que acabaría segundo en la tabla general de la Bundesliga 2.

El delantero Davie Selke está explotando como profesional en el Leipzig. © imago / Eisenhuth

La exitosa campaña del Leipzig tuvo mucho que ver con su excelente trabajo en defensa. Los toros encajaron apenas 32 goles en contra, el mejor registro de la Bundesliga 2. Esto no significa que el ataque sajón haya tenido la pólvora mojada. El delantero Davie Selke, ex Werder Bremen e integrante de la selección alemana juvenil, lideró con 10 tantos un ataque que compartió la tarea de anotar entre varios jugadores.

Además del aporte de jóvenes valores como Selke, el Leipzig cuenta en sus filas con jugadores de selección como el austriaco Florian Sabitzer, el sueco Emil Forsberg y el danés Yussuff Poulsen, algo poco común para el en aquel entonces cuadro de segunda división. Otro destacado en esta plantilla es el alemán Dominik Kaiser, quien a pesar de tener un rol más defensivo anotó 7 goles. La combinación de estos talentos en la zona de creación resultó en 30 goles repartidos entre los cuatro casi por igual.

Esta es “la sociedad letal” conformada (de izquierda a derecha) por Dominik Kaiser, Yussuf Poulsen, Florian Sabitzer y Emil Forsberg. © imago / osnapix

Para afrontar la Bundesliga, Los Toros mantendrán la misma base de la plantilla que consiguió el ascenso con algunos refuerzos como el delantero Timo Werner, procedente del Stuttgart. Además, el cuadro sajón mantendrá su política de traer jugadores ya consagrados en el RB Salzburg de la liga austriaca.  Este es el caso del volante guineano Naby Keita.

Ralf Rangnick volverá a sus funciones como director deportivo y entregará las riendas tácticas al austriaco Ralph Hasenhüttl, responsable del ascenso y permanencia del FC Ingolstadt 04 en la Bundesliga. El nuevo adiestrador ya conoce la presión de romper las expectativas en primera con un equipo sin antecedentes y en esta oportunidad cuenta con respaldo para cerrar la brecha con los clubes más establecidos.