El Borussia Dortmund está jugando su mejor temporada en años. Los de Lucien Favre parecen no tener techo. - © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA
El Borussia Dortmund está jugando su mejor temporada en años. Los de Lucien Favre parecen no tener techo. - © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA
Bundesliga

Las razones del éxito del Borussia Dortmund en la Bundesliga y en la Champions League

Líder invicto en la Bundesliga, clasificados para octavos en la UEFA Champions League. Goles, espectáculo y solidez. El Borussia Dortmund está firmando una temporada 2018/19 de ensueño. Estas son las razones del éxito del BVB en la Bundesliga y la UEFA Champions League.

1 - Acierto en el banquillo

Por primera vez en su historia, el Borussia Dortmund alcanzó la Fecha 13 de la Bundesliga sin conocer la derrota. El conjunto negriamarillo vive un momento dulce, inmejorable, con nueve puntos sobre su máximo rival, el FC Bayern München, sin apenas lesionados, clasificado para octavos en la UEFA Champions League, con una sola derrota en partido oficial desde que comenzó la temporada, con sus mejores futbolistas en estado de gracia y, por si fuera poco, con un balance económico más que exitoso.

Pero, ¿cuáles han sido las claves que han llevado al BVB de terminar la pasada temporada a 29 puntos del Bayern y eliminado en primera fase de la Champions a vivir esta bonita situación? Las razones del éxito no responderían a un solo parámetro. Lo analizamos:

La marcha de Jürgen Klopp en 2016 supuso todo un desafío para los dirigentes del Borussia Dortmund. Suplir al mejor DT de su historia no era tarea sencilla. Thomas Tuchel, el que más cerca estuvo de hacer olvidar a Klopp, firmó dos temporadas algo irregulares en Bundesliga, muy lejos del Bayern, pero conquistó la Copa Alemana. Peter Bosz tan solo duró dos meses en el cargo y Peter Stöger cumplió con la clasificación para la UEFA Champions League, pero poco más.

- © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA / Lukas Schulze

Todo cambió con el nombramiento de Lucien Favre. El experimentado técnico no ha tardado en demostrarse como todo un acierto. Ni Klopp, ni Tuchel, ni Ottmar Hitzfeld, ni ningún otro laureado DT del Borussia Dortmund alcanzó semejantes números en tan solo tres meses en el cargo. Pero no solo eso. Su gestión de la plantilla, con todos los jugadores teniendo minutos y sintiéndose importantes, está resultado impecable.

"Tenemos mucha fe en él. Es realmente bueno trabajar con un DT como Favre" Hans-Joachim Watzke, director general del BVB, en la última Junta general anual.

2 - Fichajes de rendimiento inmediato

Pocos mercados de transferencias han sido más fructíferos para el Borussia Dortmund que el del pasado verano. En defensa, Abdou Diallo se consolidó en el eje de la zaga desde el primer día mientras que Achraf Hakimi, una de las revelaciones del campeonato, hizo que las bajas puntuales de Marcel Schmelzer y Lukasz Piszczek apenas se notasen. Axel Witsel ha supuesto un salto de calidad en el mediocampo y en ataque, Paco Alcácer está sorprendiendo a todos con su impresionante bagaje goleador.

Incluso hombres como Marius Wolf o Marwin Hitz han permitido incrementar la competencia en una plantilla compensada en todas sus líneas, fruto del gran trabajo en los despachos y la inestimable aportación de Matthias Sammer en dicha parcela.

3 - El regreso de Sammer y la apuesta de Kehl

"Los nuevos impulsos son importantes para el club. Estoy muy contento de haber podido ganar a Matthias como consejero y socio", declaró Michael Zorc, director deportivo del club, el pasado mes de marzo. Zorc, que llegó a jugar con Sammer en el BVB, confirmó así uno de los movimientos que más importantes en la renovación del equipo. El que fuera director deportivo del Bayern y DT del Dortmund entre 2000 y 2004 (campeón en la 2001/02), ha trabajado en la sombra desde entonces y se le ha podido ver en la grada en la mayoría de partidos del equipo esta temporada al lado de Hans-Joachim Watzke, con quien mantiene también una excelente relación.

4 - La explosión de los jóvenes

Otro nombre importante en la gestión interna está siendo el de Sebastian Kehl. El histórico capitán del BVB -jugó 14 temporadas para el club- es desde hace unos meses el enlace entre la plantilla y los jefes del BVB. Kehl trabaja a diario en el club y su aportación está resultando de vital importancia en lo que respecta a la comunicación interna, permitiendo a Favre centrarse principalmente en el trabajo de campo.

Pero el exitoso trabajo en los despachos también se extiende al fútbol formativo, el cual está repercutiendo directamente en el primer equipo, con ejemplos como el del danés Jacob Bruun Larsen. El coordinador de la cantera desde 2008 es Lars Ricken, otro jugador de peso histórico en el BVB y que coincidió también con Kehl y Sammer como jugador. En los últimos años, el BVB ha levantado, entre otros, cuatro títulos nacionales en Sub17 y Sub19 y su apuesta por los jugadores jóvenes, que no hace más que crecer año tras año, empieza a dar sus frutos de manera continuada.

Al 'consolidado' a sus 20 años Christian Pulisic se le ha unido Jadon Sancho, Bruun Larsen, Achraf Hakimi o Dan-Axel Zagadou, ninguno de los cuales supera la veintena. La marcha de jugadores como Ousmane Dembélé o Pierre-Emerick Aubameyang no ha supuesto ningún drama para el BVB, al contrario. Favre, experto en el manejo de los jugadores con proyección, ha otorgado total confianza al talento joven y éste le está respondiendo sobre el campo. El futuro del BVB está asegurado.

5 - El mejor Marco Reus

Todo buen equipo necesita una estrella que marque diferencias y eso está siendo esta temporada Marco Reus. Atrás parece haber quedado el calvario con las lesiones que lo mantuvo apartado tanto tiempo de las canchas. En 19 partidos oficiales por el Dortmund hasta el momento, Reus ha marcado 12 goles y ha repartido ocho asistencias, siendo el jugador que más minutos ha disputado esta temporada por delante incluso del arquero Roman Bürki.

Favre, el DT que lo hizo debutar en la Bundesliga con Borussia Mönchengladbach, ha sabido recuperar al mejor Marco y situarlo como el auténtico líder espiritual del equipo, capaz de aparecer -y resolver- en los momentos más delicados, como ante el Bayern en el último Der Klassiker. El internacional alemán, parte activa del triángulo mágico formado con Sancho y Alcácer, vive su mejor momento desde que juega en la Bundesliga y tendrá gran parte de culpa del éxito del Borussia Dortmund esta temporada.