Resumen

  • Marcó 15 goles en la última edición de la UEFA Youth League, la Champions League juvenil.
  • Máximo goleador en el europeo Sub19 de 2015, incluyendo un gol en la final.
  • Disputó seis partidos con el primer equipo del Real Madrid la pasada temporada.

En apenas dos temporadas anotó 98 goles con el juvenil del Real Madrid y la pasada campaña, entre liga y UEFA Youth League, logró un total de 32 goles con el filial del conjunto madridista. Borja Mayoral tiene el gol entre ceja y ceja y en el VfL Wolfsburg esperan que siga con esta racha.

“Soy un lobo“ (Ich bin ein Wolf). La primera frase en alemán de Borja Mayoral el día de su presentación como nuevo jugador del Wolfsburg fue toda una declaración de intenciones. El delantero cedido por el Real Madrid es astuto y letal, olfatea el gol como el lobo a su presa y fija sus ojos en la portería contraria con el único objetivo de que el balón se aloje en la red. Un lobo para Los Lobos.

Natural de Parla, una pequeña localidad al sur de Madrid, Borja Mayoral fue subiendo escalones en las categorías inferiores del Real Madrid gracias a su excelente relación con el gol. Allí, a donde llegó con apenas 11 años, vieron desde muy pronto que lo suyo con el arco contrario era algo muy serio.

No necesitó pasar por el segundo equipo juvenil y ya en el A no tardó en destacar. Mayoral anotó 35 goles en 28 partidos en el campeonato de liga juvenil para un total de 98 tantos en dos temporadas. Cifras de auténtico récord.

Más que un centro delantero

La pasada temporada, ya en el Castilla, filial del Real Madrid, Borja Mayoral siguió marcando. Los 13 goles que anotó fueron premiados con el  debut en el primer equipo en octubre de 2015. Además, justo el verano antes de su primera temporada con el segundo equipo, Borja Mayoral se proclamó campeón de Europa Sub19 con la selección española, siendo además el máximo goleador del torneo con tres tantos, incluyendo uno en la final.

Borja Mayoral no hace goles por casualidad. Su juego se basa sobre todo en la movilidad y en atacar los espacios a la espalda de la defensa. Su idilio con el gol nace como fruto de esa inteligencia para saber estar en el momento justo en el lugar oportuno. Lejos de portería rival, Mayoral no desentona, al contrario. Le gusta relacionarse con el juego y facilitar apoyos a sus compañeros de ataque, y siempre manejando ambas piernas.

Dieter Hecking tendrá a sus órdenes a un delantero completo, talentoso y con un prometedor futuro. Prepárense para disfrutar de sus goles.