Resumen

  • El delantero mexicano ingresó como titular y abandonó el terreno de juego en el entretiempo.
  • Pohjanpalo tomó el lugar de Chicharito, pero tampoco fue la fórmula para una victoria del Bayer 04 Leverkusen.
  • El chileno Charles Aránguiz entró al terreno de juego en el segundo tiempo, en reemplazo de Hakan Calhanoglu.

En un suspiro. Así fue como el Bayer Leverkusen dejó ir una ventaja de dos goles para terminar igualando (2:2) con el CSKA de Moscú, en el debut de los Obreros dentro de la fase de grupos de la UEFA Champions League 2016/17.

El juego no pudo iniciar de mejor forma para el conjunto dirigido por Roger Schmidt, que al minuto ocho (1:0) se adelantó en una jugada por el sector derecho, donde el mexicano, Javier Chicharito Hernández, retrasó para que Henrichs sirviera hacia Admir Mehmedi, quien definió ante un Igor Akinfeev.

Siete minutos más tarde, el Leverkusen aumentó la ventaja por conducto de Hakan Calhanoglu, quien tomó un balón robado previamente por Julian Brandt y sacó un disparo de pierna zurda que venció la meta del club de Moscú.

El Leverkusen desaprovechó al menos dos oportunidades claras antes del despertar del CKSA; la primera por conducto de Brandt y la segunda por parte de Mehmedi, quien se el que pudo ser el segundo gol en su cuenta.

El partido parecía discurrir con el rumbo correcto para los alemanes; sin embargo, el CSKA apaciguó al público del Bay Arena al minuto 36, cuando Alan Dzagoev aprovechó un contragolpe por la derecha, en la que fue apenas la segunda llegada del conjunto visitante al arco alemán.

Dos minutos después, Lacina Traoré sirvió el balón a Roman Eremenko, quien definió de derecha entre las piernas del guardameta Bernd Leno.

A pesar de que los delanteros estrella del Leverkusen no brillaron, otros protagonistas surgieron en el estreno de Champions League. © gettyimages / Alex Grimm

No fue el día de Chicharito

El delantero mexicano, Javier Chicharito Hernández, no tuvo llegada alguna en los primeros 45 minutos, situación que hizo que en el entretiempo el entrenador Schmidt decidiera reemplazarlo por el artillero del momento: el juvenil finlandés Joel Pohjanpalo, quien el pasado fin de semana marcó tres goles en su segunda aparición en la Bundesliga.

De igual forma, los Obreros ingresaron al chileno Charles Aránguiz en lugar de Calhanoglu, para dar mayor frescura al medio campo y ofensiva local.

El segundo tiempo poco tuvo de emociones. Ambas escuadras llegaron tímidamente a puerta, siendo Pohjanpalo el elemento que llevó mayor peligro. El CSKA tomó las riendas del partido pero resultó inoperante en la ofensiva, cerrando aún más el juego en el medio campo.

El colegiado, Daniele Orsato, puso fin al cotejo y ambos equipos repartieron unidades en sus respectivas presentaciones.