Resumen

  • El homónimo del líder sudafricano firmó su primer contrato como profesional con Las Águilas hasta julio del 2019.
  • Este joven camerunés surgió en la escuela de Samuel Etoó en Duala y ahora jugará en el equipo de Marco Fabián.  
  • En la temporada anterior con el equipo Sub 18 del Fráncfort jugó 18 partidos y anotó 8 goles.  

El Eintracht Frankfurt sigue sumando talentos internacionales y uno de ellos es el jugador camerunés Nelson Mandela Mbouhom, homónimo del Nobel de la Paz. A sus escasos 18 años firmó su primer contrato como profesional después de sortear muchas vicisitudes en su incipiente carrera.

Nelson Mandela es una figura histórica e icónica en la cultura mundial, el gran libertador sudafricano es la mayor inspiración de su homónimo futbolista, un joven que tuvo que superar muchos obstáculos para poder llegar a este momento tan importante para el. Integrar un equipo de la Bundesliga parecía algo inalcanzable para Mandela Mbouhom, delantero de 18 años que ahora podrá ser tomado en cuenta por Niko Kovac para disputar un encuentro con el primer equipo de Las Águilas.  

Todo lo que debe saber sobre el Eintracht Frankfurt.

Nelsinho recibió el permiso para poder jugar en la Bundesliga y por tal razón ya pudo firmar su primer contrato profesional, pero esto llevó años y múltiples decepciones vividas ya que desde que llegó a territorio alemán a  los 15 años, Mandela había sufrido para poder seguir jugando por las normativas que se exigen para ser parte de un equipo juvenil, su residencia no estaba en orden y sin tutores el futuro no era nada prometedor.

No se pierda la gira del Fráncfort en los Estados Unidos.

Nelson necesitaba una tutela oficial para poder jugar. Tras un año de lucha en los despachos, finalmente, Kosta Spanoudakis, un griego afincado en Frankfurt a cuyo hijo conoció en los infantiles del Barça, se hizo con la tutela de Nelson, esto le permitió poder continuar su sueño luego de batallar desde el 2009 cuando llegó al FC Barcelona con tan solo nueve años sólo y sin sus padres, un camino del sufrimiento que lo llevó por el Valladolid, pruebas ficticias con el PSG francés y otra no superada con el Hoffenheim.

Al Einctracht llegó a los 15 años y su proceso en juveniles ha sido deslumbrante. © imago / Hartenfelser

Desde su arribo a Fráncfort su talento y calidad goleadora no pasaron desapercibidos por los entrenadores juveniles, su ascenso ha sido inmediato porque en su primera temporada en la Sub 17 marcó 10 goles, al próximo año marcó con la sub 18 ocho tantos y dio cinco asistencias, números que lo catapultaron a la órbita del primer equipo. El sueño cumplido para el futbolista con el nombre inspirador del ex presidente sudafricano y que llega al equipo indicado, al ser un plantel con 17 nacionalidades distintas, el plantel más globalizado de la Bundesliga.