Resumen

  • Naldo prepara su primera temporada en el FC Schalke 04, tras salir  inesperadamente del Wolfsburg.
  • El defensa hizo dos viajes de pretemporada a China, uno con cada equipo.
  • Con los Azul Real desea asegurarse un puesto entre los cuatro primeros de la temporada.  

Su traspaso fue algo inesperado. La noticia a mediados de mayo de que Naldo dejaría el VfL Wolfsburg por el FC Schalke 04 cogió a todos por sorpresa, no solo a los aficionados, sino también a los expertos. Ahora el brasileño se prepara para su primera temporada con los Azul Real y confía en poder conseguir un puesto entre los cuatro mejores de la campaña 2016/17.

En entrevista exclusiva con Bundesliga en Español, el jugador de 33 años habla de su traspaso, de sus impresiones de la pretemporada en China y de sus objetivos para 2016/17.

Bundesliga en Español: Naldo, mientras otros jugadores disfrutan sus vacaciones de verano en la playa, usted se dedicó a viajar. Estuvo en Dubai, Florida, Brasil y después de gira en China dos veces, primero con el VfL Wolfsburg y luego con el FC Schalke 04. Su contador de kilómetros debe de estar echando humo....

Naldo:  Totalmente (ríe). La verdad es que he viajado un montón este verano.

Vea: los mejores momentos del Schalke en China

¿Qué impresión le causó China?

El viaje con el Wolfsburg supuso mi primera visita al país, y en seguida llegó la segunda. Eso me permitió tener una mejor visión. Puede que China sea el cuarto país más grande del mundo, pero mi país natal, Brasil, es el quinto más grande y no es precisamente pequeño (ríe). Lo mismo pasa con el tamaño de las ciudades en ambos países. Aunque China es definitivamente impresionante, allí la gente es muy simpática y nos acogió con gran hospitalidad en ambos viajes.

¿Qué papel juega el fútbol en general, y la Bundesliga en particular, en China?

La gente en China vive el fútbol, un deporte que ahora está en auge allí. En la Super Liga de China, la competición más grande del país, se  invierte mucho en jugadores extranjeros. Por eso, el año pasado ficharon a futbolistas como Jackson Martínez del Atlético de Madrid y a Ramires del FC Chelsea. Y este verano les siguen Hulk, el ex jugador del SC Freiburg Papiss Demba Cisse y ex jugador del Bremen Anthony Ujah. Por supuesto que en China tienen la mirada fija en la liga del campeón del mundo, la Bundesliga.

Su traspaso al Schalke cogió a muchos aficionados por sorpresa. ¿De verdad ocurrió todo tan rápidamente?

Sí, fue todo muy rápido. Durante un tiempo mantuve conversaciones con el Wolfsburg, pero por alguna razón no llegamos a ningún acuerdo. Así, cuando el señor Heidel (director deportivo del Schalke) se puso en contacto conmigo y me contó lo que pensaba de mí y el puesto que tenía previsto para mí, me entusiasmé inmediatamente. El Schalke es para mí un reto que tengo ganas de afrontar.

Aunque su traspaso ha debido echar por la borda sus planes. Usted estaba construyendo una casa en Wolfsburg…

Eso es cierto. Voy a vivir aquí durante el próximo año y mi familia vendrá a visitarme los fines de semana. Cuando me retire, probablemente nos mudemos de nuevo a Wolfsburg.

Pronto cumplirá los 34, pero usted parece estar tan en forma como siempre. Ni siquiera la lesión que sufrió la temporada pasada le mantuvo mucho tiempo alejado del campo…

Me encuentro muy bien y no siento que tenga casi 34, en absoluto. Mi compatriota Zé Roberto, que jugó en el Bayer 04 Leverkusen, FC Bayern München y Hambuger SV, es para mí un gran modelo a seguir. Él tiene ahora 42 años y aún sigue jugando en la primera división brasileña con Palmeiras. Increíble.

Embolo es un potente delantero que tiene grandes cualidades y un gran futuro por delante.

El Schalke es un equipo empapado de tradición. ¿Ha sentido ya en estas pocas semanas esa tradición?

Sin duda alguna. Nunca he visto a tantos aficionados asistir a un entrenamiento. Me muero de ganas de disputar el primer partido en casa, que será contra el Bayern en la segunda jornada. Tendremos a 62.000 aficionados apoyándonos, eso es impresionante. Por supuesto puede que el oponente sea mejor que nosotros, pero tenemos que intentar hacerles la vida imposible por los fans y por nosotros.

Usted ha dicho claramente que la meta suya con el Schalke es clasificarse para la Champions League. ¿No supone eso mucha presión?  

No lo creo. El Schalke ha jugado en la Champions League siete veces en los últimos diez años y tiene que estar entre los mejores, junto al Bayern, Dortmund, Gladbach y el Leverkusen, que también quieren estar en la Champions.

A pesar de su contrato, Breel Embolo es considerado como el gran fichaje del Schalke este verano. ¿Qué opina al respecto?

Nunca he jugado contra él pero le he visto varias veces en la televisión. Es un buen tipo y ríe un montón. Es un potente delantero que tiene grandes cualidades y un gran futuro por delante.

Entrevista de Andreas Kötter.