Resumen

  • Clasificó al FC Augsburg para la Europa League en la temporada 2014/15.
  • Fue elegido mejor técnico de la temporada 2013/14 por la Asociación de Futbolistas.
  • Los planes con el FC Schalke 04 son a largo plazo.

Uno de las más interesantes transferencias de la Bundesliga se dio en el FC Schalke 04 con la contratación de Markus Weinzierl como nuevo técnico. Al frente del FC Augsburg, Weinzierl demostró de lo que era capaz. Ahora, con Los Mineros, afronta el mayor desafío de su carrera.

En el FC Augsburg hizo historia. En cuatro temporadas al frente del conjunto suabo, Markus Weinzierl logró el hito de clasificar al club para la Europa League (2014/15) y alcanzar los octavos de final de dicha competición la pasada temporada. Sin grandes estrellas, pero con un fuerte espíritu de equipo, el Augsburg de Markus Weinzierl sorprendió a todos. Y Christian Heidel, en su primera decisión como director deportivo del FC Schalke 04, no dudó en contratarlo.

Nacido en Straubing, una pequeña localidad situada entre Múnich y Núremberg, Markus Weinzierl desarrolló casi toda su carrera como mediocentro defensivo en el fútbol bávaro, llegando a formar parte del FC Bayern München. Dos ascensos a Bundesliga 2 con el SSV Jahn Regensburg, como jugador (2003) y como entrenador (2012), fueron sus mayores logros antes de hacerse cargo del Augsburg en mayo de 2012.

Allí, tras una primera temporada salvando la categoría al final, encadenó un octavo puesto, que le valió para ser elegido mejor técnico de la temporada por la Asociación de Futbolistas Profesionales, y el histórico quinto puesto en la temporada 2014/15. “Weinzierl tiene calidad para entrenar a un gran club”, dijo el pasado año Paul Verhaegh, capitán del Augsburg. Y no se equivocó.

El cuerpo técnico liderado por Winzierl afronta el reto de volver a puestos de Champions League con optimismo. © gettyimages / Christof Koepsel

Ambicioso y perfeccionista

Con un estilo de juego donde el compromiso colectivo prima por encima de las individualidades, Markus Weinzierl afronta su quinta temporada como técnico en la Bundesliga en plena madurez. El Schalke 04 apuesta por un técnico ambicioso, perfeccionista hasta el más mínimo detalle, capaz de sacar el máximo de sus jugadores, preocupado por desarrollar talentos jóvenes, como ya hizo con André Hahn o Abdul Rahman Baba en Augsburg.

En Gelsenkirchen esperan mucho de Markus Weinzierl. “Queremos iniciar un nuevo camino en el Schalke y Markus Weinzierl es el hombre adecuado para ello”, aseguró Christian Heidel. Y Weinzierl, con contrato hasta 2019, no piensa solo en esta temporada: “La tarea será desarrollar el equipo año a año”. La nueva esperanza de Los Mineros ha llegado con las ideas claras y con un proyecto a largo plazo.