Resumen

  • El mexicano empató el partido al cobrar de manera ejemplar un penal.
  • Marco anotó su cuarto gol en la temporada.
  • David Abraham cortó una racha de 486 minutos sin gol para el Eintracht.

Espectacular fue el inicio de la Fecha 28 de la Bundesliga: trepidante empate a dos goles entre el Eintracht Frankfurt y el SV Werder Bremen, encuentro que tuvo como grandes protagonistas a David Abraham y a Marco Fabián quienes hicieron respetar su casa.

La gran estrella mexicana de Las Águilas volvió aparecer. Marco Fabián tuvo un gran desempeño durante los noventa minutos y su equipo se vio beneficiado en cada segundo, el nacido en Guadalajara es uno de los hombres más determinantes del plantel de Niko Kovac en esta temporada. Fabián facturó su cuarto gol del certamen, suma cuatro asistencias y no solo eso, demostró que tiene personalidad para responder en los momentos más críticos al hacerse responsable de cobrar el penal del empate justo cuando venía de fallar uno. El mexicano apareció en el momento indicado para parar a un SV Werder Bremen que venía enrachado.

El poder latino del cuadro local se sintió desde el inicio con la inclusión en el once titular del ecuatoriano Andersson Ordóñez en el lugar del lesionado Jesús Vallejo. Su primera titularidad fue bien aprovechada al tener un buen desempeño pero lamentablemente tuvo que salir de cambio al minuto 66 por una lesión. El hombre que también se llevó los reflectores fue el argentino David Abraham quien ayudó a marcar el primer gol del Eintracht en el partido, un tanto que no fue solo para recortar distancias sino también para cortar una racha de 486 minutos sin marcar para Las Águilas en la Bundesliga.  

Esto dijo el 10 mexicano sobre la responsabilidad de rescatar el marcador en el momento justo.

Así fue el partido

Con cuatro cambios en el equipo titular respecto a la última fecha, incluida la primera titularidad del ecuatoriano Andersson Ordóñez, Niko Kovac enfrentó al SV Werder Bremen, cuadro al que dominó en los primeros minutos del encuentro con intensidad y posesión pero que no pudo ver reflejado en el marcador. Los Verdiblancos no tenían dominio pero si fueron contundentes, marcaron el primer gol vía Zlatko Junuzovic quien prendió el balón dentro del área para vencer al portero Hradecky al minuto 37. La primera parte se esfumaba pero Finn Bartels sacudió las redes rivales por segunda ocasión al vencer con un disparo de pierna derecha el marco de Las Águilas.

Para la segunda parte la charla de Niko Kovac en el descanso le cambió la cara los locales, despertaron a los tres minutos de la reanudación con un remate de cabeza del central argentino David Abraham que Gacinovic desvió a la red para el descuento. El Eintracht, volcado hacia adelante asfixió al Werder Bremen, un error en la zaga visitante provocó un penal que fue bien cobrado por Marco Fabián para poner el 2-2 que a la postre sería el marcador final.