Resumen

  • Marco Fabián habló en exclusiva con Bundesliga en Español acerca de los difíciles momentos que ha pasado tras su lesión.
  • El mexicano no juega desde 2016, cuando una dolencia en su espalda, de origen desconocido, lo alejó de las canchas.
  • Esta semana Fabián regresará a entrenar con el equipo, y podría volver en la fecha 25, frente al Hamburgo, o 26, contra el Borussia.

¡Buenas Noticias! La lesión que alejó a Marco Fabián de las canchas ya desapareció y el Eintracht Frankfurt recuperará a una gran carta ofensiva que necesita tras perder cinco de sus últimos siete partidos en la Bundesliga.

La de Marco Fabián en la Bundesliga es la historia de una lucha constante. Los desafíos y dificultades con los que se encontró, sólo lo hicieron más fuerte, y explican el buen momento que vivió, a finales del año pasado.

Después de pelear para ganarse la confianza de Nico Kovac, vivía un gran presente con titularidad, goles, asistencias, y un equipo que estaba en el podio de la Bundesliga. Pero un dolor fuerte de espalda, que comenzó a finales de 2016, le impidió hacer la pretemporada normalmente y lo alejó de las canchas. Durante mucho tiempo era poco lo que se sabía sobre el estado de Marco, porque no había información para dar. Nadie, ni él ni los médicos, encontraban la causa de un dolor que no lo dejaba en paz.

Noticias positivas

Pero las cosas ya cambiaron, y qué mejor que enterarnos de todo, de boca del propio Fabián. Antes del partido frente al Freiburg, conversó en exclusiva con Bundesliga en Español. Su relato comenzó con noticias positivas: "Es un gusto estar de vuelta. Estuve algo ausente, pero ahora estoy muchísimo mejor. Ha sido un mes un poco difícil, por todo lo que he sufrido. Pero hoy puedo decir que, gracias a Dios, estoy más cerca de regresar".

Lea como Marco Fabián se convirtió en un insaciable #BLMVP

Marco Fabián ha tenido que sufrir desde fuera el devenir de su equipo desde que cayera lesionado a finales del pasado año. © imago / Jan Huebner

Inyecciones, viajes, visitas a clínicas, ejercicios... Marco y el Eintracht probaban todo, y nada resultaba: "En las primeras semanas no encontraban qué tenía exactamente. Después de visitar a muchos doctores, con la ayuda de la institución, se encontró cuál era mi problema. Tenía un nervio ciático, que estaba sufriendo un pellizco. Se trataba de una discopatía, y lo pude solucionar con inyecciones y trabajos de espalda. Fui saliendo poco a poco, y hoy en día estoy entrenando, poniéndome bien físicamente, y he dejado los dolores atrás".

"Tenía un nervio ciático, que estaba sufriendo un pellizco. Se trataba de una discopatía, y lo pude solucionar con inyecciones y trabajos de espalda".

“No podía ni cambiarme la ropa sin ayuda”

Su alegría es inmensa, porque estuvo entrenando solo hasta aquí, pero esta semana volverá a correr junto a sus compañeros. Esta experiencia, seguro que será una marca en su carrera, y le ha dejado una enseñanza: "No hay palabras para describirlo. A veces no valoramos los momentos que tenemos dentro de la cancha. Y cuando estás afuera, te pones a pensar en muchas cosas".

La estrella mexicana repasa su drama deportivo a fondo. "Cuando no encontrábamos la solución, me ponía a pensar en mi futuro y en cuándo podría regresar con mi gran amor, que es el fútbol. Soñaba con tocar un balón, cuando no podía ni pararme para ir al baño. No me podía vestir solo, por lo mucho que me dolía. Le agradezco a Dios poder hoy estar fortaleciendo mi cuerpo, porque perdí entre dos y tres kilos".

La ausencia del Marco Fabián le pasa factura al Eintracht.

Marco Fabián pronto volverá a celebrar goles sobre la cancha con Las Águilas. © imago / Thomas Bielefeld

Marco Fabián estará pronto de nuevo con su “gran amor”

Su sueño es regresar en dos semanas, frente a Hamburgo. El entrenador del Eintracht Frankfurt, Niko Kovac, podría probarlo, o esperar a recuperarlo luego de la pausa por fecha FIFA. Marco no se sumará a la selección de su país y se quedará en Alemania, poniéndose a punto.

"He tenido buen contacto con el técnico de la selección de México, Juan Carlos Osorio, quien también viajó a verme. Yo quisiera estar con mi selección en el próximo compromiso, pero hemos decidido en conjunto que no convenía que viajara".

"Soñaba con tocar un balón, cuando no podía ni pararme para ir al baño. No me podía vestir solo, por lo mucho que me dolía".

Su vuelta a la Bundesliga será frente al Hamburgo en casa, en dos semanas, o el 1 de abril, cuando reciban al Borussia Mönchengladbach. Pero Marco volvió a vivir, y recuperó la frescura. Antes de irse, nos dejó una frase para todos los que lo apoyaron: "Saludos a todo México, y espero traerles buenas noticias y, como siempre, una sonrisa".

Marco Fabián agradecido al Eintracht Frankfurt