En los dos años que lleva en suelo alemán, Marco Fabián ha tenido tiempo de descubrir, entre otras cosas, la gran gastronomía que existe en Alemania. El mexicano del Eintracht Frankfurt desveló además su comida favorita: el Schnitzel. Bundesliga en Español le enseña a cocinarlo para que lo disfrute como él.

Que Alemania es el país de la cerveza no es ninguna novedad. Pero, ¿que sería de la cerveza sin un buen acompañamiento? En el caso del mexicano Marco Fabián, dado que lo primero no forma parte de su dieta diaria, una buena comida es fundamental. Sin enchiladas, fajitas, burritos o tacos, el azteca del Eintracht Frankfurt ha tenido que acostumbrarse a lo que ofrece la gastronomía alemana, y no parece que esté descontento.

¡Marco Fabián, dispuesto a extender su contrato!

"Las salchichas son muy típicas aquí y, obviamente, las comemos a diario. Además, vienen en muchas diferentes esencias o sabores. Pero bueno, me gusta toda la comida", aseguró Marcó Fabián a la Bundesliga en Español. Aunque, a la hora de quedarse con un plato, el mexicano lo tiene claro: "Me gusta el Schnitzel. Me aviento ahí unos schnitzels, una comida muy típica y que disfruto mucho".

Filete de carne empanado y sefvido tradicionalmente con ensalada de patatas. Así es el Schnitzel. © kein Copyright

¿Cómo se prepara el Schnitzel?

Aunque en México, Paraguay, Perú, Uruguay, Argentina y Venezuela existe un plato similar, llamado milanesa, el Schnitzel es de origen austríaco. Este filete de carne empanada es una de las comidas más populares en Alemania, donde se puede encontrar, además, de tamaños bastante considerables.

La preparación es simple: tras ablandar una fina rebanada de carne -de ternera o de cerdo- con un mazo, se procede al empanado (pasar por harina de trigo, huevo y pan rallado) y se fríe con mantequilla. La diferencia respecto a la milanesa es que esta última prescinde de la harina en el empanado. Tradicionalmente, el Schnitzel se sirve con ensalada de patatas y rodajas de limón, aunque puede acompañarse también con patatas fritas o Bratkartoffeln (patatas cocidas previamente y fritas en mantequilla con cebolla y panceta).

La variedad más propia de Alemania es el Jägersnichtzel, servido con salsa de pimienta negra y setas. También existen al estilo de Hamburgo (Hamburg Schnitzel), al que se le agrega huevo frito, o al estilo Holstein (Holsteiner Schnitzel), empanado y cubierto de un huevo frito, anchoas, alcaparras y algunas rodajas de limón.

¿Se atreve a preparar usted un Schnitzel? ¡Envíenos sus fotos!