Resumen

  • Marcelinho se despidió del Hertha Berlin con un partido homenaje.
  • El brasileño reunió a varios de sus compatriotas en el estadio Olímpico.
  • El exjugador de la Bundesliga disfrutó del cariño de la afición capitalina.

Su paso por la Bundesliga dejó huella en el corazón del brasileño Marcelinho. Por eso ahora, pese a haber dicho adiós al Hertha Berlín en 2006, hace ya diez años, se despidió del equipo y sus aficionados con un último partido.

El encuentro tuvo lugar en el estadio Olímpico de Berlín este sábado. A la cita estuvieron invitados compatriotas y amigos como Aílton, Dede, Roberto Carlos, Michael Preetz o Naldo, entre otros.

“Desde que era pequeño, mi objetivo fue siempre convertirme en un gran futbolista. Cuando llegué en 2001 a Alemania para jugar con el Hertha Berlín, mi sueño se hizo realidad”, admite con emoción Marcelinho. “Berlín se ha convertido en mi segunda casa”.

El exmediocentro del Hertha, club donde jugó hasta 2006 antes de irse al Wolfsburg por un año, agradeció al equipo la oportunidad de poder despedirse de sus fans en un encuentro, que sin duda fue para él “uno de los momentos más felices y emocionantes” de su vida.