Resumen

  • Una nueva lesión complica la temporada de Franco di Santo.
  • Naldo despunta en su consistencia para Los Mineros.
  • Se cuentan los días para el regreso a la acción de Coke.

El comienzo del segundo capítulo de la Bundesliga 2016/17 para el FC Schalke 04 pone en el foco a los latinos que visten de azul real. Mucho se espera de ellos, en una campaña que no termina de resolverse.

El 2017 será el año de remontada para Los Mineros, o al menos eso aspira su técnico Markus Weinzierl. Una tormenta de lesiones azota al Schalke 04, y entre sus bajas de la temporada figuran dos latinos. Pero por suerte, un tercero de los nuestros ha sabido sacar la casta.

Naldo, punto de apoyo minero

El espigado central no tiene más de siete meses de haber llegado al Schalke, pero se siente como un oriundo del conjunto. Sus actuaciones han sido de altura, su ajuste al plantel, de ensueño. Es ahora uno de los pilares de un equipo que, poco a poco, termina de ajustarse.

Coke, un as bajo la manga

Y es justamente otro latino el que puede ayudar a enderezar la campaña de Los Mineros. Coke, baja por una lesión de ligamentos desde el verano, está a poco de reincorporarse a las filas activas del Schalke 04. Lo hará justo cuando más se le extraña, dado que el duro camino de vuelta a los puestos europeos recién comienza.

Di Santo, entre lesiones y no despegar

El delantero argentino volvió a su país natal para tratarse una nueva lesión que le aqueja. Entre algodones, Di Santo debe analizar cómo volver a la buena forma deportiva y volver a despegar como en sus mejores momentos. La temporada no ha sido sencilla para el latino, pero tras su regreso tendrá la energía necesaria para ayudar a recuperar la campaña.