Las lesiones son un factor determinante que afecta de forma directamente proporcional al rendimiento de cualquier equipo en el transcurso de la temporada. Un elemento con dosis de mala fortuna capaz de perjudicar al más poderoso. El FC Bayern München ha sido un gran damnificado en el primer tercio del curso. Bundesliga en español hace un repaso a las lesiones del conjunto muniqués en 2018/19.

Kingsley Coman, Corentin Tolisso, Thiago Alcántara o James Rodríguez son algunos de los futbolistas del Bayern que han sufrido o sufren graves lesiones esta temporada. Jugadores importantes que no han podido ayudar a Los Bávaros en los momentos más complicados. Hombres que en plenas condiciones son muy importantes para Niko Kovac. Así ha afectado la mala fortuna al conjunto muniqués mes a mes.

Agosto

La temporada comenzó con la ausencia de James Rodríguez. El futbolista colombiano no pudo disputar el Mundial de Rusia 2018 al completo por problemas en su tobillo, un contratiempo que también le apartó de los primeros partidos oficiales con Los Bávaros. Una situación similar a la que vivió Serge Gnabry, uno de los nuevos refuerzos del Bayern.

VÍDEO: Así fue el primer año de James Rodríguez en el Bayern

El primer mes de competición oficial ya dejó a las primeras víctimas. David Alaba se vio obligado a abandonar el terreno de juego en la final de la Supercopa Alemana ante el Eintracht Frankfurt dejando a su equipo con diez jugadores tras una fuerte contusión en su rodilla. El internacional austriaco no jugó la primera eliminatoria de Copa Alemana aunque se recuperó a tiempo para estar en el inicio de la Bundesliga ante el TSG 1899 Hoffenheim. Precisamente ante el conjunto de Sinsheim se produjo la lesión de Kingsley Coman. El extremo francés fue titular, aunque tuvo que dejar su lugar a Arjen Robben tras el descanso por una rotura de ligamentos que requirió de operación. Fueron sus únicos 45 minutos esta temporada. Dos meses después, Coman está en la fase final de recuperación y podría volver a los terrenos de juego en breve.

Septiembre

Mientras Niko Kovac daba entrada paulatinamente a James Rodríguez y Serge Gnabry, caían las nuevas víctimas. En la Fecha 3, Los Bávaros sumaron dos nuevas bajas. Rafinha sufrió una rotura parcial en el ligamento interno de su tobillo izquierdo y estuvo un mes fuera. Por su parte, Corentin Tolisso se rompió el ligamento cruzado en el mismo encuentro y se perderá prácticamente toda la temporada. Otro afectado fue Leon Goretzka, que tan solo pudo disputar dos encuentros completos en septiembre debido a diferentes problemas en la cadera y en el tobillo. Aún así, la única derrota del Bayern se produjo a final del mes ante el Hertha BSC.

Vídeo: Los mejores trucos de Thiago Alcántara

Octubre

Probablemente ha sido el mes que más ha respetado al Bayern esta temporada. Solo problemas aislados de Franck Ribéry se sumaron a las mencionadas bajas de Kingsley Coman y Corentin Tolisso. Los Bávaros solo perdieron un encuentro de los seis disputados en octubre. Niko Kovac sacó provecho de su plantilla cuando menos ocupada estaba la enfermería. Pero en el último día llegó la peor noticia. Thiago Alcántara tuvo que retirarse en el encuentro de Copa Alemana ante el SV Rödinghausen confirmándose la rotura del ligamento externo y la cápsula articular de su tobillo derecho. El futbolista prometió recuperarse pronto y volver en diciembre.

Noviembre

El respiro del mes anterior duró poco. La rodilla de Arjen Robben empezó a resentirse y la preocupación se disparó con la lesión de James Rodríguez. El colombiano también se vio obligado a visitar la enfermería cuando parecía el señalado para ocupar el lugar de Thiago. James sufrió un esguince en los ligamentos externos de su rodilla izquierda durante un entrenamiento y no volverá a pisar el terreno de juego hasta el próximo año. El centro del campo bávaro se quedó sin tres hombres fundamentales como Tolisso, Thiago y el propio James. Sin ellos han llegado los peores resultados para el Bayern.

Es evidente. Las lesiones están pasando factura en Múnich. Las constantes bajas no han permitido que el equipo empiece a desplegar todo su fútbol de manera regular. La fortuna le está dando la espalda al Bayern.