Resumen

  • Marco Fabián, James, Thiago o Juan Bernat serán algunos de los ausentes en la primera Fecha.
  • Los latinos suelen tener mala suerte con las lesiones en sus arranques de temporada.
  • Bundesliga en Español investiga las posibles causas de esta tendencia.

La exigencia con la que se juegan los partidos y se entrena en la Bundesliga es muy alta. Siempre se pide el máximo de los esfuerzos por parte de los jugadores, lo que resulta en un nivel de élite constante. A su vez, esto ha sido una dura prueba para los jugadores latinos, quienes han resentido esta exigencia en sus físicos y al dar su máxima entrega han sido más vulnerables a las lesiones. La historia no miente y esta tendencia parece repetirse en la actualidad.

Es la pregunta del millón. Muchos buscan una respuesta pero no la encuentran. La gran mayoría de los jugadores latinos que empiezan una nueva aventura en la Bundesliga sufre alguna lesión, ya sea en los entrenamientos o en sus primeros partidos. Por lo regular son temas musculares, alguna distensión, o elongación de las fibras, pero resultan una pesada carga para aquellos que buscan empezar con buen pie su primera experiencia en Alemania. Entonces, ¿por qué pasa? En la Bundesliga en Español estamos empeñados en hallar la respuesta.

Diferencias culturales

Para Jesús Ramírez, técnico que llevó a la selección mexicana a ganar la Copa del Mundo Sub 17 en el 2005, las múltiples lesiones que suman los jugadores de origen latino sí se deben a un cambio en la intensidad de los entrenamientos. “Es una situación que podríamos asumir como lógica, porque los jugadores que llegan a Europa procedentes de ligas latinas no están acostumbrados a la dinámica con la que se entrena en el viejo continente. En América los entrenamientos son más largos pero no son con la misma intensidad que en Europa, allá son entrenamientos más cortos pero mucho más intensos. Ahí es cuando los músculos se ven afectados al no estar acostumbrados a esa exigencia”, subrayó el estratega mexicano.

Los jugadores se desgastan con el cambio y las fatigas musculares parecen convertirse en algo común en los primeros días. “Algunos futbolistas sufren mucho con esta transición, no es sencillo porque el cuerpo humano se adapta a las exigencias pero esto lleva su tiempo. Si un futbolista está acostumbrado a cierto tipo de trabajo y de pronto lo cambia, es muy normal que llegue a presentarse una dolencia”, aseveró Jesús Ramírez.

Si bien el mexicano Carlos Salcedo se lesionó durante la Copa Confederaciones, lo cierto es que tampoco podrá comenzar la temporada con el Eintracht Frankfurt. © imago

Hablan los expertos

Para saber si este cuestionamiento puede tener algo de veracidad consultamos con el especialista Giber Becerra, preparador físico de la selección mexicana en el pasado Mundial de Brasil 2014 y actual responsable de mantener en buena forma al Club América de México. Becerra descarta que las lesiones se deban a una debilidad que presenten los jugadores de origen latino. “No es algo exclusivo de los latinos que van a Europa, hay muchas variables pero el que se presenten lesiones y no hay algún jugador que esté exento a eso porque netamente se debe al cambio de metodología”, apuntó.  

Para leer: Juan Carlos Osorio confía en las estrellas aztecas

La alta exigencia a la que son sometidos estos atletas con poco tiempo para adaptarse también es una causante para desestabilizar al cuerpo del futbolista: “El tiempo de adaptación no es suficiente para que el organismo se adapte de la mejor manera a un cambio de estímulo. Los alemanes tienen una forma muy definida de trabajar, se acostumbran a trabajar por tradición al igual que en Europa, son muchos años de investigación y lo interpretan a su forma. Pero hay que tomar en cuenta que el ritmo de competencia puede ser un poco más intenso, no solo en la parte física sino también en lo emocional que también tiene mucho que ver”.

Las estrellas también sufren

Giber Becerra entra al detalle para explicar por qué jugadores como Marco Fabián o el mismo James Rodríguez han sufrido una lesión a su llegada a la Bundesliga. “Cuando el futbolista está acostumbrado a un tipo de entrenamiento y de pronto hay un cambio de técnico o cambia de equipo la dinámica es totalmente diferente y ahí es cuando la diferencia en el trabajo puede provocar las lesiones porque el organismo no se ha alcanzado a adaptar de una manera adecuada a las nuevas formas”, afirma.

Y es que dos de las grandes figuras latinas de la Bundesliga, James Rodríguez y Marco Fabián, no podrán comenzar la temporada con sus respectivos equipos debido a lesiones de diversa índole. Mientras el colombiano del FC Bayern München podría regresar en la Fecha 2 ante el SV Werder Bremen, el mediapunta del Eintracht Frankfurt se perderá con casi total seguridad la primera vuelta del campeonato.

Ambos son víctimas de una tendencia, de un patrón que se ha repetido para la mala fortuna de los jugadores que llegan del continente americano. Una complicada situación que termina por afectar o al menos retrasar la muestra de talento con el que arriban, pero que al final termina por vencer la calidad al superar las dolencias. Una prueba que parece casi obligatoria para los latinos.

Conozca a fondo en qué consiste la lesión de Marco Fabián aquí.

James Rodríguez será uno de los grandes ausentes en la primera fecha de la temporada en la Bundesliga. © gettyimages

Antecedentes de una tendencia

Otro de los hombres que lo vivió en carne propia fue Charles Aránguiz. El jugador chileno del Bayer 04 Leverkusen se rompió el tendón de Aquiles una semana antes de ser presentado con el conjunto de Los Obreros a mediados de la temporada 2015/16. El Leverkusen apoyó a su futbolista, tuvo paciencia y el andino pudo presentarse en la Bundesliga casi 200 días después de haber sufrido esa dolorosa lesión.

Caso aparte merece el defensa ecuatoriano Andersson Ordóñez. El jugador del Eintracht Frankfurt fue comprado por Las Águilas en el mercado invernal de la temporada 2016/17. Días después de su presentación, Ordóñez sufrió un esguince de ligamento lateral de la rodilla durante los entrenamientos que cumplía su equipo en Abu Dhabi. Días después de lesionarse, el central de 23 años reconoció que las exigencias con las que se cumple la preparación era diametralmente diferente a lo que vivía en su anterior club, el Barcelona de Guayaquil. “Esto es completamente diferente a lo que hacíamos en mi país. La intensidad es completamente diferente acá”, declaró a la página oficial de su club.

La paciencia del Leverkusen con Áranguiz dio sus frutos y el chileno festjó su primer gol por Bundesliga en la penúltima fecha de la temporada 2015/16 ante el Gladbach. © imago / Horstmüller

Los números no mienten

Otro factor a tener en cuenta es que el número de lesiones en la Bundesliga ha aumentado en los últimos años. El periodista alemán Fabian Siegel, ha monitoreado las dolencias de los profesionales en el fútbol alemán desde 2009 muy de cerca y los resultados de sus datos ofrecen un panorama claro del reto que enfrentan los jugadores que llegan a la Bundesliga. En la temporada 2009/10, el total de lesiones fue de 1.186, comparado con las 1.544 de la campaña 2016/17. En menos de una década, las lesiones han aumentado un 30%.

Estos números pueden entenderse como la consecuencia de un aumento en el ritmo de juego. Los datos muestran que en el último lustro el número de duelos por partido se ha triplicado, además, el número de pases por partido ha aumentado en casi un 10%. En resumidas cuentas, el jugador de la Bundesliga debe disputar más veces el balón y correr más atrás de él. El desgaste que esto conlleva, luego resulta en lesiones musculares más frecuentes.

El ecuatoriano Ordóñez llegó en enero al Eintracht y no pudo jugar hasta abril debido a unas molestias en la rodilla. © imago

¿Cuándo vuelven?

En estos momentos, la nómina de lesionados latinos es bastante numerosa. Además de James, Thiago, Javi Martínez y Juan Bernat serán baja en la primera Fecha del campeonato. Raúl Bobadilla (Borussia Mönchengladbach), Naldo (FC Schalke 04), Omar Mascarell (Eintracht Frankfurt), Emiliano Insúa (VfB Stuttgart) o Miiko Albornoz (Hannover 96), con lesiones de diversa magnitud y duración, tampoco podrán estar en el pistoletazo inaugural de una nueva temporada en la Bundesliga.