Bayer Leverkusen vino de atrás para dar un golpe de autoridad en la lucha por los puestos de Champions League al vencer 4-1 al RB Leipzig en su propia casa con un gran partido del chileno Charles Aránguiz como el artesano del mediocampo de Los Obreros.

Goles: 1-0 Sabitzer (17´), 1-1 Havertz (45´), 1-2 Brandt (50´), 1-3 Retsos (55´), 1-4 Volland (68´)

Los puestos de Champions League están muy codiciados y este duelo así lo demostró desde el arranque, con un ritmo de ida y vuelta. Los Toros pegaron primero, al minuto 17 decidieron embestir con una jugada con todo el sello del equipo de Ralph Hasenhüttl. Desde el fondo salieron con una verticalidad agresiva, Marcel Sabitzer mandó servicio a Yussuf Poulsen por el centro, el danés le respetó el movimiento y con una gran pared le sirvió al mismo Sabitzer que mandó a guardar el balón a las redes de Bernd Leno para poner el 1-0 a su favor. Cuando el partido parecía irse al descanso con la ventaja para los locales, llegó un contragolpe eléctrico de Los Obreros. Al minuto 45, Leon Bailey por derecha asistió con una joya de pase para que llegara  Kai Havertz por el centro, el juvenil de primera intención conectó y puso el empate.

Siga aquí a detalle la voltereta del Leverkusen sobre el RB Leipzig.

El segundo tiempo fue un vendaval de emociones con un Charles Aránguiz en plan grande y un Leverkusen contundente. Los Obreros le dieron la vuelta al juego pero no quedó todo ahí. Primero fue un despeje de Leno que peinó Havertz y terminó Julian Brandt, en tres toques se pusieron en ventaja al minuto 50. Después llegó la anotación de Retsos quien había ingresado en la primera parte por el lesionado Sven Bender, el griego en un tiro libre encontró el balón en el segundo poste y no perdonó para poner el 1-3. Un Leipzig presionado tuvo errores y uno fue muy costoso al minuto 68 en plena salida la zaga perdió el balón y Kevin Volland aprovechó para anotar el cuarto gol para la visita. Con un marcador abultado en contra, Leipzig buscó pero ya no pudo ante un Leverkusen que se consolidó en el cuarto puesto de la clasificación y se puso a dos puntos de distancia del Eintracht y del propio Leipzig.   

Así transcurrió la Fecha 29 de la Bundesliga.