¿Es esta la mejor versión de Marco Reus? La respuesta es SÍ. Capitán, líder y goleador. Marco Reus está viviendo su mejor momento como profesional en la Bundesliga a sus 29 años. El atacante del Borussia Dortmund está cosechando sus mejores números en la Bundesliga y lo hace, curiosamente, con su mentor de antaño, Lucien Favre en el banquillo.

Los motivos por los que afirmamos que Marco Reus pasa por una época especial son varios. El futbolista de Los Negriamarillos sabía que el DT helvético sacaría su mejor versión. Y así ha sido. La capitanía, la posición dentro del terreno de juego, la continuidad, la sociedad con sus compañeros y en definitiva, sus números, nos desvelan que estamos presenciando una etapa única y extraordinaria para “Woodyinho”.

Pulverizando registros

El aporte de Marco Reus hasta la Fecha 11 está siendo brillante. El futbolista del Borussia Dortmund ha anotado ocho goles y ha repartido cuatro asistencias, tratándose del mejor comienzo en su carrera como profesional. El internacional alemán es determinante para su equipo cada 73 minutos disputados.

Nunca antes había alcanzado tales registros a estas alturas de temporada. En las dos últimas campañas, Marco Reus ni siquiera había participado en las 11 primeras fechas por culpa de diferentes lesiones. En 2015 el jugador del BVB acumulaba siete goles y una asistencia, en 2014 fueron dos tantos y dos pases de gol, en 2013 seis goles y cinco asistencias mientras que en 2012 contribuyó con cinco tantos y cuatro pases. Buenos números, pero no tanto como en la Bundesliga 2018/19.

Con el Borussia Mönchengladbach, sus mejores registros hasta la Fecha 11 fueron en 2011, cuando anotó cinco tantos y ofreció tres asistencias.

Números completos de Marco Reus hasta la Fecha 11 de cada temporada  

2018/19: 8 goles, 4 asistencias.

2017/18: No jugó por lesión.

2016/17: No jugó por lesión.

2015/16: 7 goles, 1 asistencia.

2014/15: 2 goles, 2 asistencias.

2013/14: 6 goles, 5 asistencias.

2012/13: 5 goles, 4 asistencias.

2011/12: 5 goles, 3 asistencias.

2010/11: 2 goles, 5 asistencias.

2009/10: 2 goles.


La importancia de Lucien Favre

La primera decisión del DT helvético al ser nombrado como nuevo entrenador del Borussia Dortmund fue la de otorgar el brazalete de capitán a su jugador fetiche: Marco Reus. Una decisión tan lógica como acertada. Una declaración de intenciones de lo que significaría "Woodyinho" en su nueva etapa. Una vez designado al líder, Favre le ofreció aún más poder dentro del terreno de juego al sacarlo de banda para brindarle mayor libertad centrándolo y sobre todo, situándolo más cerca del área. Reus actúa como segundo delantero aunque lo cierto es que tienen la total confianza de su técnico para moverse por cualquier zona del terreno de juego.

Y es que los mejores números de Marco Reus llegaron con Favre como jefe. En la última temporada con Los Potros, el internacional alemán alcanzó los 18 goles y las 12 asistencias en la Bundesliga. Números solo comparables con los conseguidos en la temporada 2013/14 cuando logró 16 tantos y 14 pases de gol. Este año, va por el mismo camino.

Sociedad letal

Marco Reus está disfrutando. La sonrisa no se borra del rostro de “Woodyinho” y además, la comparte con el resto de compañeros. La sociedad que está formando con Jadon Sancho y Paco Alcácer convierte a la sociedad en un tridente casi mortal para el oponente. La velocidad en las transiciones ofensivas combinadas con talento. Éxito asegurado. Entre los tres futbolistas más decisivos suman 20 tantos y 10 asistencias para el BVB.

Salud, continuidad y regularidad

Las lesiones quedaron atrás. La “Kryptonita” de Marco Reus ya es pasado. De hecho, el capitán es el jugador con más minutos (1474) esta temporada en el Borussia Dortmund, por delante de compañeros como Roman Bürki, Axel Witsel o Manuel Akanji. La estrella alemana también es el futbolista negriamarillo con más minutos (952) en la Bundesliga.

Está claro. Sin lesiones, hablamos de un jugador de nivel mundial. Con continuidad, Marco Reus es uno de los tipos más peligrosos para las defensas rivales. La regularidad no es problema si no sufre molestias físicas. La temporada 2018/19 es el mejor ejemplo.