Para la temporada 2018/19, el VfB Stuttgart presentó a un jugador argentino por sector del campo: al defensor Emiliano Insúa, el mediocampista Santiago Ascacíbar y el delantero Nicolás González. Con ellos, y el buen desempeño de su equipo, la bandera albiceleste es actualmente una tendencia firme en los estadios alemanes.

¡El mate se pone de moda en Alemania! En los últimos 10 años, la Bundesliga no había tenido tantos futbolistas argentinos como en este 2018/2019. Aquel vínculo que se inició a principios de los 90 con Marcello Carracedo, Sergio Zárate y José Basualdo, y que se profundizó con las gestas de Rodolfo Cardoso, Martín Demichelis, Javier Pinola, Diego Klimowicz y Diego Placente, entre otros, vuelve a ser más fuerte que nunca.

Actualmente, hay seis futbolistas argentinos en la liga alemana y la mitad de ellos son parte de la plantilla del VfB Stuttgart, un club que se ha ‘argentinizado’ al punto de tener un jugador de este país en cada línea. Emiliano Insúa aporta la experiencia a la defensa, Santiago Ascacíbar pone su jerarquía y potencial en el mediocampo, mientras que Nicolás González agrega la cuota de frescura al ataque. Ellos impulsan al sexteto que completan Lucas Alario, Franco Di Santo y David Abraham.

Por su carácter luchador y ganador, mezclado con una buena cuota de talento, los jugadores argentinos siempre fueron valorados por los clubes alemanes. Y cada vez más. La actual es una cifra muy cercana a los 10 argentinos de la campaña 2003/04, la que más jugadores albicelestes tuvo en la historia de Alemania.

El trío argentino del VfB Stuttgart

Tayfun Korkut, entrenador del Stuttgart, no dudó en poner a sus tres argentinos como titulares en su debut en la Bundesliga 2018/19 ante el Mainz 05. Insúa, Ascacíbar y González fueron parte desde el inicio del partido de la Fecha 1 disputado en el Opel Arena en el que hubo cuatro argentinos en cancha, ya que Pablo De Blasisantes de marcharse al fútbol español– formó parte de la alineación de Los Carnavaleros. Fue un buen indicio del papel que jugará este tridente latino en los planes del DT.

El lateral Emiliano Insúa es un jugador clave en el VfB Stuttgart y ahora espera serlo para Argentina.

Emiliano Insúa llegó a la Bundesliga en la campaña 2015/16 procedente del Atlético de Madrid y se quedó en la entidad pese al descenso a la Bundelisga 2. En el club le transmitieron que sería importante para el proyecto vigente, que consiste en dar lugar a jugadores jóvenes que sean apuntalados por hombres de peso, como este lateral izquierdo de 29 años que se transformó en una pieza clave del equipo que el curso pasado estuvo muy cerca de clasificarse para la UEFA Europa League tras una fantástica segunda vuelta.

Con Insúa ya adaptado se produjo el desembarco de Santiago Ascacíbar, quien llegó procedente del Estudiantes de la Plata en el verano de 2017. El ‘Ruso’, de 21 años, no tardó en ganarse un lugar en el once titular y ser incuestionable en la zona medular de Los Suabos. Su carácter guerrero hizo que su nombre sea uno de los más festejados en el Mercedes-Benz Arena y sus actuaciones lo llevaron a ser convocado para la Selección Argentina.

Para la campaña 2018/19 se sumó un argentino que brilla con luz propia: el delantero Nicolás González, quien no ha tardado en causar furor en Alemania. El jugador de 20 años tuvo un ascenso meteórico en el fútbol de su país y al llegar a Alemania pudo convertir goles y plantarse como una futura estrella. A Tayfun Kokurt le impactó tanto su rendimiento que le dio la titularidad en el primer encuentro oficial de la liga alemana.

Un goleador con hambre de selección

De los jugadores argentinos que están actualmente activos en la Bundesliga, hay uno que se ilusiona con sumarse al nuevo proceso de la Selección Argentina. Tras una temporada de estreno más que decente, Lucas Alario quiere convertir la mayor cantidad de goles en el Bayer 04 Leverkusen para ser parte del proceso con vistas al Mundial de Qatar 2022 que ya está en marcha.

Los jóvenes futbolistas argentinos que llegan a la Bundesliga pueden ser el futuro de la selección de su país.

En su primera experiencia europea, el atacante de 25 años marcó un total de 10 goles y dio seis asistencias en todas las competiciones para ganarse la confianza del técnico Heiko Herrlich y de la hinchada de Los Obreros.

Dos representantes de larga trayectoria en Alemania

Entre los representantes argentinos actuales hay dos muy experimentados, que ya tienen una larga trayectoria en Alemania y podría decirse que con sus buenos rendimientos le abrieron la puerta a los jugadores albiceleste modernos.

Uno es Franco Di Santo, de 29 años, quien llegó a la Bundesliga desde Inglaterra y se unió a las filas del SV Werder Bremen en la temporada 2013/14. Jugó en los Los Verdiblancos un total de dos temporadas antes de ser traspasado al FC Schalke 04 en el verano de 2015. Actualmente milita en Los Mineros, donde ha sido parte de la notable temporada bajo las órdenes de Domenico Tedesco en la que fueron subcampeones. Di Santo jugó con frecuencia y colaboró con tres goles y varias asistencias que sirvieron para lograr el regreso a la Champions League.

El otro es David Abraham, actual capitán del Eintracht Frankfurt. Este zaguero de 32 años, quien fue campeón mundial juvenil con Lionel Messi en 2005, llegó a las filas del TSG 1899 Hoffenheim en la 2013/14. Tras dos campañas en ese club, fue fichado por Las Águilas, donde coincidió con Niko Kovac y fue rápidamente elegido como uno de los capitanes del equipo. Abraham levantó la Copa Alemana 2017/18 con el brazalete rojo en su brazo izquierdo y puso bien alto la bandera albiceleste. Un suceso que dejó a la insignia argentina más firme que nunca en la Bundesliga.

>>> Conozca toda la historia latina del VfB Stuttgart