Ni en AS Monaco ni en el Real Madrid la estrella colombiana tuvo un arranque goleador tan potente como el que vive en la presente temporada con el FC Bayern München: tres goles en 398 minutos, dos de los cuales, además, fueron de cabeza. James Rodríguez no sólo pone la pausa y el toque, sino también el grito de gol.

La asistencia con la zurda mágica de James Rodríguez es un clásico. Como el cambio de juego periférico con el que echa abajo la presión del rival con un solo pase. Pero el astro cafetero del Bayern está sumando además su mejor faceta goleadora de la mano del DT Niko Kovac. Así lo demuestran las estadísticas: si en su primera temporada con el FC Bayern München sumaba un solo gol hasta la Fecha 8 de la Bundesliga, en la actual ya ha triplicado su rendimiento goleador, anotándole al Bayer 04 Leverkusen (Fecha 3), FC Schalke 04 (Fecha 4) y al VfL Wolfsburg en la última fecha.

Pero hay dos puntos, además, que hacen más sabroso este idílico arranque del jugador cucuteño: dos de los tres goles anotados han sido de cabeza, un recurso que James Rodríguez hasta el momento no había sacado a relucir con la camiseta de Los Bávaros desde que aterrizó en Múnich. En su temporada inaugural fueron casi todos con la zurda prodigiosa. El segundo punto, que le añade aún más curiosidad, es que cuando el 11 del Bayern anota, el equipo siempre sale vencedor en el marcador. Aquel dato, no sólo ocurre en esta temporada de la Bundesliga, sino que se repitió en la 2017/18. Un dato digno de considerar. Es decir, James Rodríguez es un talismán de la victoria.   

 

Mejor que en Monaco y Real Madrid

Si realizamos un análisis comparativo de su arranque goleador respecto a sus dos anteriores equipos, AS Monaco y Real Madrid, el resultado se inclina claramente a favor de su actual rendimiento con el Bayern. En esta temporada, como decíamos, ha marcado hasta la Fecha 8, tres goles en 398 minutos sobre el terreno de juego.

Con el conjunto monegasco, James no anotó en su arranque en la liga francesa y sólo vino a reencontrarse con las redes recién en la Fecha 15, cuando ya había disputado más de 800 minutos. Con el conjunto madrileño, James Rodríguez, repitió la misma tónica goleadora en sus tres temporadas con la camiseta blanca del Real Madrid: hasta la Fecha 8 de la liga española, el colombiano sumaba dos anotaciones por temporada.

Es decir, ni con el AS Monaco (temporada 2013/14) ni con el Real Madrid (en sus tres temporadas 2014/15; 2015/16; y 2016/17) James Rodríguez tuvo un rol de artillero del gol como lo está teniendo en su segunda temporada en Múnich. ¿Y su primera temporada? Pues tampoco fue mejor que la actual, ya que el zurdo de Cúcuta sólo sumó una conquista (ante el FC Schalke 04, Fecha 5) a misma fecha de hoy

James anotó su tercer tanto de la temproada tras asistencia del pocalo Robert Lewandowski. © gettyimages / Stuart Franklin

Más que un gol

A ello, hay que sumarle un factor muy importante y es que el último gol de James ante VfL Wolfsburg fue trascendental, ya que confirmó un resultado (1-3) que vino a despejar las dudas sobre el rendimiento del conjunto bávaro, quienes venían de un empate y dos derrotas consecutivas (una de ellas en el Allianz Arena).

Aquel tercer gol de James, con un disparo furibundo de izquierda, puso la tranquilidad para recuperar la confianza del equipo muniqués: “Ya pasó toda esta fase mala, ahora viene lo bueno. Esperemos que esta victoria nos dé mucha moral para lo que viene”, señaló el colombiano tras el partido en entrevista en exclusiva con Bundesliga en Español.  

¡Conozca la historia latina del FC Bayern München!

Con la total confianza de Kovac

La confianza otorgada por el DT Niko Kovac ha sido fundamental para que el mediocampista colombiano sume su mejor versión goleadora. Es tanta la seguridad que el técnico bávaro lo ha utilizado en diversas posiciones tácticas: mediocentro ofensivo, extremo izquierdo y también por el lado derecho. Lo interesante es que James nunca ha repetido, en esta temporada, una misma posición y responsabilidad en el campo.

Allí donde el DT Niko Kovac lo necesita, el colombiano responde con su talento para ordenar la zona media del Bayern München, para abrir el campo por los extremos y para anotar goles. Con este buen rendimiento y con un arranque goleador de que ilusiona, James Rodríguez hace soñar a la afición bávara con el mejor James de la historia.