Resumen

- El RB Leipzig desplegó de nuevo un eléctrico y potente inicio

- El 1.FC Köln mostró sus credenciales y mucha personalidad

- Timo Werner, jugador más joven en alcanzar 100 partidos de Bundesliga

El atractivo planteamiento de 1.FC Köln y RB Leipzig brindó un vivo duelo que puso el broche a la Fecha 5, en el que además de goles hubo ocasiones para ambas escuadras.

El tempranero gol del Leipzig puso una vez más de manifiesto el vibrante estado de forma con el que saltan al terreno de juego los de Ralph Hasenhüttl. En esta ocasión fue Oliver Burke el encargado de hacer el gol en el minuto 5,  con el primer disparo de Los Toros. Marcel Sabitzer inventó un pase desde la frontal para el escocés, que recibió dentro del área y logró colar su disparo -con algo de fortuna- dentro de la portería local.   

La respuesta del Köln no se hizo esperar, y un inspirado Yuya Osako puso el empate con una genialidad en el minuto 25, aunque ya antes a Anthony Modeste le anularon un gol por claro fuera de juego en el minuto 6. La jugada del gol local se inició en la banda izquierda, el japonés se adentró en el área, zafándose de Compper y Orban y descargó arriba a la derecha un terrible disparo que entró irremediablemente por el palo corto. 

La segunda parte trajo más ocasiones aunque sin grandes concreciones, destacando las oportunidad desaprovechada por Marcel Sabitzer en el minuto 64, cuando Sabitzer enganchó un rebote en el área pero su disparo se marchó muy arriba. 

En Colonia y Leipzig tienen motivos para estar orgullosos 

El reparto de puntos puso de manifiesto la potencia del duelo: Colonia lleva ya 10 partidos en liga sin conocer la derrota, con 11 puntos tras cinco fechas. Duerme en el tercer puesto de la clasificación, a un punto del Borussia Dortmund (12) y cuatro del FC Bayern München (15). 

Mientras que el Leipzig sigue invicto en su primera temporada en Bundesliga, un logro que no se conseguía desde el año 1969. A día de hoy Los Toros séptimos en la tabla, con nueve puntos, cifras muy respetables para un recién ascendido.  
La nota histórica la puso Timo Werner, quien se convirtió en el jugador más joven de la Bundesliga en alcanzar la cifra de 100 partidos jugados , a la edad de 20 años y 203 días, al entrar al campo en el minuto 82 en sustitución de Oliver Burke.