Resumen

Claudio Pizarro llegó a la Bundesliga de la mano del SV Werder Bremen en 1999.

El peruano ayudó a agrandar la leyenda del club con mucho más que sus goles.

En la recta final de su carrera, el histórico goleador se siente muy a gusto en el club que le abrió las puertas de Alemania.

En el verano de 1999, el directivo del Werder Bremen Jürgen L. Born se encontraba en Perú por negocios. Un día, Born decidió infiltrarse en la concentración del Club Alianza Lima por un hueco en la cerca para espiar a un jugador que le había llamado la atención por sus actuaciones con la selección peruana: Claudio Pizarro. Aquel día cambió la historia del jugador y del club para siempre.

Vea aquí los 10 mejores momentos de Claudio Pizarro en la Bundesliga. 

"No necesité mucho tiempo de observación. Su agilidad, rapidez y frialdad frente al arco eran inmediatamente reconocibles. Estaba seguro: él debía venir al Werder", dijo el ya retirado directivo. Pizarro llegó pocos meses después a Bremen y no tardó en dejar su marca: en su segundo partido anotó un gol ante el 1. FC Kaiserslautern y una fecha después le marcó un triplete al VfL Wolfsburg. Con un total de 29 goles en sus primeras dos temporadas en el fútbol alemán, el delantero peruano pasó de ser un desconocido a captar la atención del FC Bayern München.

Los aficionados del Werder Bremen no desperdician cualquier oportunidad para demostrarle su cariño al goleador. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

A pesar de su marcha a Múnich en 2001, Pizarro continuó contribuyendo a los éxitos del Werder Bremen. La venta del goleador, quien llegó originalmente por una modesta suma, fue un gran negocio para el club. Con esos fondos, Los Verdiblancos pudieron invertir más en su plantilla y conquistaron la Bundesliga en la temporada 2003/2004, curiosamente superando al Bayern de Pizarro en el proceso.

Vea aquí los 10 goles latinos más inolvidables en la historia de la Bundesliga, protagonizando a Claudio Pizarro.

Bombardero de ida y vuelta

La segunda etapa de Pizarro en Bremen comenzó en 2008. Esta vez el peruano ayudó a decorar las vitrinas del Weserstadion desde la cancha, conquistando junto a jugadores como Torsten Frings, Diego Ribas y Mesut Özil el título más reciente en el historial de Los Verdiblancos: la Copa Alemana en 2009. Fue en este periodo cuando Pizarro anotó su gol 134 y se convirtió en el máximo anotador extranjero de la Bundesliga.

El romance de Pizarro con el gol es inagotable. Van 190 tantos y seguimos contando. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

En 2012, Pizarro volvió a emprender la ruta hacia Múnich, donde conquistó la Champions League con el Bayern, pero en 2015 regresó el Bombardero de Los Andes a su hogar; el que ayudó a construir. En esta etapa, el cuadro de Bremen ha debido luchar por mantenerse en la mitad de la clasificación y alejarse del descenso. En la que seguro será su última etapa como profesional, Pizarro se ha convertido en un mentor para las generaciones venideras. 

Siga el día a día del SV Werder Bremen junto a Bundesliga en Español

"No hay nadie en Alemania que no le tenga cariño. Pizarro debe ser el jugador más querido por aficionados y jugadores en toda la Bundesliga. Por eso mismo los jóvenes lo miran como ejemplo, pues lo admiran", considera Florian Reinecke, periodista especializado en el cuadro de Bremen. "Sin Pizarro, sin sus goles y el gran negocio que hizo el club con su venta, el Werder Bremen como lo conocemos hoy en día no existiría", concluye Reinecke.

Pizarro no podía perderse la oportunidad de festejar un título con el club que le abrió las puertas del fútbol europeo. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

El tiempo no pasa en vano

En una entrevista exclusiva con Bundesliga en Español, el delantero contó una anécdota que revela cómo han cambiado los tiempos y el estatus legendario de Pizarro dentro del club se deja sentir incluso en los pequeños detalles . 

“En 1999 vine aquí (Alemania). Me tocó en la habitación con Frank Baumann (N. de la R.: actual director deportivo del Werder Bremen), yo tenía 20 años y él 26. A las once de la noche Baumann apagó todas las luces, la televisión, y dijo: ‘Voy dormir’. Estuve en la habitación una hora mirando el techo, estaba tan cansado que no podía hacer nada. Para mí fue un shock (risas). Ahora sí puedo dormir cuando estoy cansado”, narra un sonriente Pizarro. 

Conozca aquí las raíces del Bombardero de Los Andes

Ahora el peruano, durante las concentraciones del equipo, siempre duerme en una habitación individual: “No me es fácil compartir habitación, quizá yo quiero apagar la luz y a mi compañero le pasa lo que a mí por entonces con Baumann. Prefiero estar solo en la habitación”, subraya el delantero.  Dicen que el hogar es el mejor lugar para descansar. Parece ser el caso de Pizarro. 

Vea aquí la entrevista exclusiva con el goleador peruano Claudio Pizarro

© DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA