A lo largo de los años, el Eintracht Frankfurt tuvo gran diversidad de jugadores latinos: de Brasil, España, Uruguay, Perú, Paraguay y Ecuador, entre otros. Hoy el lazo es muy fuerte por la capitanía del argentino David Abraham y por la empatía con los mexicanos Marco Fabián y Carlos Salcedo, todos artífices de la obtención del primer título del club en 30 años. La Bundesliga en Español le cuenta la historia latina de "Las Águilas".

Fráncfort es la casa de uno de los clubes más tradicionales de la Bundesliga: el Eintracht Frankfurt. Fundado en 1899, fue uno de los 16 equipos que participaron en la primera temporada de la liga alemana. Tienen un pasado brillante, ya que ganaron el título de la primera división en 1959 y al año siguiente jugaron la final de la Copa Europa frente al Real Madrid. En la década de los ‘70 y ‘80, ganaron la Copa UEFA (1979/80) y cuatro Copas Alemanas (1973/74, 1974/75, 1980/81, 1987/88). Pero en su historia más reciente, Las Águilas empezaron a perder prestigio, incluso jugando algunas temporadas en Segunda División.

Es allí, a partir de los ‘90, donde empiezan a aparecer los jugadores latinos de diversas nacionalidades: brasileños, españoles, mexicanos, uruguayos, peruanos, argentinos, paraguayos y ecuatorianos. Y fueron los embajadores de Latinoamérica, como David Abraham, Marco Fabián y Carlos Salcedo los que devolvieron al club a lo más alto.

Inicio a fuego lento

El encargado de abrir el grifo de la afluencia latina en el Eintracht Frankfurt fue el brasileño Alessandro Alvares da Silva, quien arribó al club en 1992 con 20 años desde el San Pablo FC sin haber debutado como profesional. Comenzó a trabajar con el equipo filial e hizo su debut en la Bundesliga el 6 de marzo de 1993, ingresando 26 minutos en la Fecha 20 de aquel campeonato. Fue su única aparición en la élite antes de tener más protagonismo cuando el club descendió de categoría.

Ya entrados en el siglo XXI, con el club de nuevo en la máxima categoría, los españoles Pablo Álvarez, quien estuvo 10 años en el club, sin jugar un solo partido, como cuarto arquero, y David Montero formaron parte de la plantilla, aunque fue otro brasileño quien comenzó realmente a escribir las primeras páginas importantes de esta historia: Christian Maicon Hening, conocido como Chris, quien jugó 125 partidos de Bundesliga con Las Águilas y anotó ocho goles. Este gran jugador, quien compartió una campaña con su compatriota Nascimiento (2003-2004) y otra con el español Francisco Copado (2005–2006), permaneció en la entidad hasta 2011 y posee el récord como latino con más partidos jugados en el equipo. Incluso, en la temporada 2010/11 fue capitán en algunas ocasiones. En sus últimos años fue testigo de la llegada de varios embajadores de América Latina a la ciudad económica alemana.

El brasileño Chris ostenta el récord de mayor número de partidos jugados por un latino con el Eintracht Frankfurt.

Un Frankfurt cada vez más latino

El desfile hispano comenzó a ser cada vez más grande y en la última década comenzaron a coincidir varios jugadores de este tipo en la plantilla del Eintracht Frankfurt. A partir de la temporada 2012/13, año en que el club regresó a la Bundesliga desde la segunda división por última vez, los latinos empezaron a ser clave para que el club consiga la estabilidad y salga a flote.

Ficharon en este verano al peruano Carlos Zambrano, quien se unió a los brasileños Caio y Anderson Bamba. Zambrano enamoró al Waldstadion con su estilo de juego tenaz y brilló en su temporada debut con un 63% de duelos ganados, que para clasificar a la Europa League. Permaneció en el club hasta 2016 y durante su estadía fue compañero del español Joselu, el paraguayo Nelson Haedo Valdés y el brasileño Lucas Piazón.

La diversidad de latinos comenzó a hacerse notoria en un Eintracht Frankfurt que en la temporada 2016-17 tenía en sus filas a los españoles Jesús Vallejo y Omar Mascarell, al uruguayo Guillermo Varela, al argentino David Abraham, el mexicano Marco Fabián, al ecuatoriano Andersson Ordóñez y el brasileño Anderson Bamba. Los siete jugadores hispanos contribuyeron con la gran labor hecha por Niko Kovac para poner al club en lugares de privilegio

Marco Fabián y Carlos Salcedo pusieron bien en alto el nombre de México con la consecución de la Copa Alemana en la temporada 2017/18.

México hace volar a Las Águilas

Si bien el primer jugador mexicano de Las Águilas el mexicano Aarón Galindo, quien llegó en fue temporada 2007-2008 (meses después de que Pardo y Osorio fueran campeones con el VfB Stuttgart), los mexicanos comenzaron su romance con el Eintracht Frankfurt cuando llegó Marco Fabián. Llegó en el mercado de invierno de la temporada 2015/16 procedente del club mexicano Club Deportivo Guadalajara, donde se formó como futbolista, y con su calidad deslumbró rápidamente a sus seguidores.

  • El Eintracht Frankfurt apoya a México

Fabián fue fundamental para que el Eintracht Frankfurt asegurara la permanencia y en la campaña 2016/17 fue el máximo artillero del club con siete goles pese a no desempeñarse necesariamente como atacante. Y cuando las lesiones de la espalda empezaron a dejarlo fuera de la cancha, llegó su compatriota Carlos Salcedo para hacer al equipo mucho más sólido contribuir en la evolución. El equipo que carecía de la ambición, empezó a soñar en grande y pelear en lo alto de la tabla de posiciones.

Los mexicanos fueron fundamentales en la consagración del Eintracht Frankfurt en la Copa de Alemania 2017/18 y el club potenció el nivel de Carlos Salcedo, quien llegó al Mundial de Rusia 2018 como uno de los mejores defensores del fútbol alemán.

  • El Eintracht puso a Salcedo a punto para la Copa del Mundo

Pero, más allá de los títulos y de lo deportivo, entre ellos se gestó una relación de empatía absoluto y quedó demostrado cuando Las Águilas hicieron donaciones para las víctimas del terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter que afectó de manera considerable al territorio mexicano en 2017, dejando notables pérdidas humanas, múltiples heridos, miles de personas sin hogar y una gran cantidad de afectados. Un gesto que ha generado un vínculo permanente y que perdurará en el recuerdo de alemanes y mexicanos por igual.

David Abraham, el gran capitán

Actualmente, en este club con gran influencia latina en los últimos años, el capitán es justamente uno de los embajadores hispanos. El argentino David Abraham demostró que no solamente era un defensor aguerrido, con buen juego aéreo, posicionalmente ordenado y con capacidad para sacar limpio el balón del fondo. Desde que arribó al club en 2015, mostró que su espíritu combativo se transmitía al resto y que era una voz de mando.

Tres temporadas en Hoffenheim y cinco en Frankfurt. El argentino David Abraham suma gran experiencia en la Bundesliga.

  • De campeón del mundo con Messi a primer capitán latino del Eintracht Frankfurt

Abraham empezó a lucir el brazalete como alguna vez lo hizo Chris, en su caso porque los problemas de salud de Alexander Meier y Marco Russ hicieron que Niko Kovac le entregue el brazalete en más de una ocasión. De hecho, levantó la Copa Alemana junto a Meier en el Olímpico de Berlín y al regresar a Frankfurt.

Pero a diferencia del brasileño, Abraham ha sido elegido para la temporada 2018/2019 como el capitán oficial del Eintracht Frankfurt, convirtiéndose en el primer capitán latinoamericano de la historia de uno de los clubes más importantes de la Bundesliga.