Con pundonor el Hannover 96 quiso volver por la senda de la victoria en su propio campo, pero un veloz RB Leipzig acabó con sus pretensiones.

La visita se puso arriba al cuarto de hora de haber comenzado el partido. Como de esperar, Los Toros aprovecharon un contragolpe para aprovechar a máximo su velocidad. A roles invertidos, esta vez fue Werner quien asistió a Emil Forsberg. El primer tiempo transcurrió entre ocasiones frustradas y un RBL ávido de prolongar la larga racha de juegos sin ganar que lleva el Hannover, la cual los ha hecho pasar del sueño europeo a la dura realidad de la media tabla.

La segunda mitad no cumplía los 10 minutos, y el Leipzig ponía el 0-2. Willi Orban anotó el segundo de Los Toros con la cabeza desde un tiro de esquina en la que el central estaba totalmente en solitario dentro del área rival. No la perdonó. Sané daría esperanzas para el H96, con su propio gol de cabeza desde un tiro de esquina, a los 71 de acción. Timo Werner seguía haciendo méritos para ser el jugador del partido. Armó su segunda asistencia del encuentro, nuevamente apostando a su indetenible galope, para habilitar a Yussuf Poulsen y poner la goleada a domicilio. Füllkrug no podía dejar pasar la oportunidad de brillar, y puso el segundo descuento para el Hannover poco antes de convertir un tercer gol. Pero el tanto del 3-3 fue anulado posterior consulta del VAR por estar el mismo delantero un paso por delante de la defensa. Este triunfo metía a Los Toros en las posiciones de Champions League e implicaba una nueva derrota consecutiva, la quinta, para el Hannover.

PARTIDOS: Siga aquí todos los detalles de la Fecha 28