Resumen

  • Hennes es la mascota del club, desde que un circo les regaló un chivo, en 1950, como una broma de Carnaval.
  • Vive en el zoológico de Colonia, y asiste al estadio en cada partido que el equipo juega como local.
  • Le acompaña Anelissa, su novia, y es visitado por cientos de fanáticos, en el zoológico.

Es, tal vez, la mascota más especial de la Bundesliga. Representa el espíritu festivo y relajado que invade a Colonia en Carnaval. Se ha transformado en un mito viviente. Este es Hennes, el octavo.

Es la celebridad más importante del club, es un emblema de la ciudad, venerado todos los fanáticos. No, no es Lucas Podolski, sino Hennes VIII, la mascota del 1. FC Köln. Todos los clubes tienen la suya, pero sólo en Colonia y en Frankfurt son mascotas vivientes.

Esta es la historia del “macho cabrío” al que 40 mil personas vitorean en cada partido en el Rhein Energie Stadion.

Un regalo carnavalesco

No debemos buscar la relación entre el Köln y un chivo en ninguna razón mitológica, ni otro simbolismo, que no sea el Carnaval. Sí, en este período en donde las cosas más locas ocurren en la ciudad, y así empezó esta historia.

Tan sólo dos años después de la fundación del club, un 13 de febrero de 1950, un circo que pasaba por la ciudad decidió hacerles una broma, y les regaló un chivo. El club aceptó la broma y adoptó a la mascota, eligiendo como padrino al ex entrenador Hennes Weisweiler, y de ahí tomó su nombre el “macho cabrío”. Su importancia empezó a crecer, y en 1954 se incorporó su figura a la camiseta del club.

Hennes se ha convertido ya en un clásico del Rhein Energie Stadium, eso sí, siempre y cuando no se coma el césped. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Una residencia en el zoológico

Hennes vive en el zoológico de Colonia, junto a su novia Anelissa. Su pequeña casita tiene todo tipo de recuerdos del club, y dos cámaras web que transmiten a la afición toda su vida, sin pausa,  24 horas al día. Basta meterse en la página del club para ver qué están haciendo, en cada momento, el rey y su novia.

Más allá de recibir cientos de visitas cada día, y los más rigurosos cuidados, Hennes tiene obligaciones. Antes de cada partido de local del Köln, un cuidador la pasa a buscar en un camión, para llevarla al estadio. Hennes se viste con la manta de los colores del club, y sube a su transporte, en donde es vigilado por otra cámara, para controlar que nada le falte en el trayecto. Eso sí, le falta Anelissa, que se queda en “casa”, esperando por su rey.

El que fuera goleador en el FC Köln, Anthony Ujah, no dudó celebrar un gol con Hennes durante un encuentro ante el Eintracht Frankurt. Hennes no pareció compartir la alegría del nigeriano. © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

La estrella de cada partido

Minutos antes del pitazo inicial, el grupo de bailarinas del club marcarán un camino, en una de las esquinas del campo de juego. Y ahí ingresa Hennes, ante el delirio de los hinchas desde la tribuna. La rutina incluye dar una vuelta, saludando a los fans, y luego ver el partido, en una platea preferencial, junto a la línea de cal.

Con el tiempo se ha acostumbrado a los gritos y el fervor de la gente, y vive el partido con tranquilidad, comiendo zanahorias.