Franco Di Santo es una de la piezas clave en el esquema que ha catapultado al Schalke 04 hasta el segundo lugar de la clasificación. El argentino y sus compañeros tendrán una dura prueba en la Fecha 13 cuando enfrenten al Borussia Dortmund en el Clásico del Ruhr. El delantero habló en exclusiva con Bundesliga en Español sobre las emociones de este tradicional encuentro y el resurgir del conjunto minero de la mano de técnico Domenico Tedesco.

Franco Di Santo está pasando por un renacimiento con el Schalke 04 esta temporada. Si en la campaña pasada apenas tuvo minutos a las órdenes de Markus Weinzierl, la llegada de Doménico Tedesco al banquillo de Los Mineros ha significado una nueva oportunidad de brillar para el argentino.

En las primeras 12 jornadas de la temporada 2017/18, Di Santo apenas se perdió un partido (Fecha 3 ante el Stuttgart por lesión). Sus 567 minutos hasta antes de disputarse la Fecha 13, suman casi el doble de los 316 que disputó en toda la temporada anterior. Además, Di Santo llega al Clásico del Ruhr ante el Borussia Dortmund con la confianza de haber anotado su primer gol de la temporada de penal ante el Hamburgo.

Esto nos contó Franco Di Santo antes del duelo cumbre de la Fecha 13:

Franco Di Santo se animó a patear un penal ante el Hamburgo y convirtió su primer gol de la temporada. El argentino no se guardó la emoción. © imago / MIS

¿Cómo se vive el Clásico del Ruhr en Gelsenkirchen?

Ya sea en el entrenamiento, en las tiendas o en los restaurantes, todos están hablando del partido. Tenemos aficionados por todos lados. Obviamente entendemos su euforia, nos llena de confianza. Nos dicen que estamos en buen momento y que no hay mejor oportunidad para ganarle al Dortmund. Es una semana muy especial para nosotros.

¿Lo motiva más un clásico que otros partidos?

Si no sientes un poco de nervios antes de un partido así, probablemente tienes que colgar los botines. Siempre recuerdo una entrevista con Diego Maradona cuando estaba en la cima de su nivel y dijo que era quizás el mejor jugador del mundo pero que no sentía los mismos nervios o la misma emoción comparado con sus primeros partidos. Para mí es diferente. Si pierdo la emoción, pierdo el amor por el juego.

¿De dónde sale la confianza para cobrar un penal?

Contra el Hamburgo todo se redujo a saber que contaba con el apoyo de mis compañeros y del entrenador. Si sientes que los demás creen en tí, aún cuando las cosas no te han salido tan bien últimamente, se facilitan las cosas. Cuando agarré el balón y le dije a mis compañeros que iba a anotar, nadie lo pidió de vuelta, nadie dijo que lo haría mejor. Nadie dudó. Cuando marqué, todos estaban muy felices porque ya no cargaba con el peso de no haber anotado en mucho tiempo.

¿Qué se siente marcar después de tanto tiempo?

A los delanteros nos miden por nuestros goles, para eso vivimos. Entre más pasas sin anotar, más difícil se hace todo, no hay duda de eso. Solo se puede compensar la falta de goles con trabajo duro. Hay que pelear por el equipo, hacer más en defensa. Eso demuestra que estás haciendo un trabajo importante, aún cuando no puedes marcar. Si veo que los aficionados felicitan mi esfuerzo por redes sociales, eso me ayuda a aliviar en algo la situación y a mantenerme positivo.

¿Cómo explica el reciente buen nivel del Schalke?

Creo que hay varias razones. Obviamente es positivo para mí poder jugar de nuevo y tener la confianza del entrenador. El desarrollo del equipo no se puede desestimar. Hemos encontramos una buena mezcla entre experiencia y juventud. Todos hemos mejorado individualmente y el equipo se ha beneficiado de eso. El progreso se ve día a día

Así fue la victoria del Schalke ante el Hamburgo con gol de Franco Di Santo: