Resumen

  • Jens Lehman anotó el primer gol para un arquero en juego abierto en la historia de la Bundesliga.
  • Jürgen Klopp sumó un épico empate con el Dortmund en su primer clásico.
  • Mauel Neuer se consagró ante el Dortmund en 2011.

Con motivo de una nueva edición del Clásico del Ruhr, Bundesliga en Español repasa algunos de los encuentros entre Borussia Dortmund y FC Schalke 04 que quedaron para el recuerdo y ayudaron a forjar una de las mayores rivalidades futbolísticas del mundo.

Friedel Rausch atrae la atención canina

Corría el minuto 37 del partido en el mítico estadio Rote Erde de Dortmund (hoy ubicado al lado del Signal Iduna Park y hogar del filial del BVB) el 6 de septiembre de 1969 cuando Hans Pirkner adelantó a los visitantes. La euforia fue tan grande que los aficionados del Schalke 04 saltaron al césped para celebrar el 1-0.

El personal de seguridad del estadio devolvió a los espectadores a sus asientos usando perros guardianes, uno de los cuales se acercó al defensa minero Friedel Rausch y le mordió el trasero. Tras varios minutos parado el juego mientras se atendía a Rausch, el juego logró reanudarse. Al final, Schalke y Borussia Dortmund se repartieron un punto (1-1).

Friedel Rausch recibe atención médica después de un encuentro cercano con un perro.

Jens Lehman goleador

El clásico del 19 de diciembre de 1997 pasó a la historia del campeonato alemán por el primer tanto de un arquero con el balón en juego. Hasta la fecha solo habían marcado de penalti, pero esa tarde Jens Lehman rescató un punto para el Schalke en casa del máximo rival en el minuto 93 con un potente cabezazo. Un punto ante el entonces campeón de Europa que supo a gloria a la afición minera.

Jens Lehmann se arriesgó a subir a cabecear y facturó un histórico tanto para el Schalke.

Dortmund aleja al Schalke del título

Muy buen sabor de boca dejó a la afición negriamarilla la victoria cosechada en casa ante el Schalke 04 en el clásico disputado el 12 de mayo de 2007. El Schalke visitaba Dortmund como líder de la Bundesliga con solo 2 fechas más por disputarse. Sin embargo, los goles de Euzebiusz Smolarek y Alexander Frei (2-0) frenaron en seco las ilusiones mineras de alzar la Meisterschale. Ese fin de semana el VfB Stuttgart (de los mexicanos Ricardo Osorio y Pável Pardo) superó en la tabla al Schalke y acabó conquistando la liga.

El Borussia Dortmund le dio una mano al Stuttgart camino al título en 2007 venciendo a su eterno rival.

Remontada épica del Dortmund en el primer clásico de Jürgen Klopp

Con mucho cariño recuerdan también en el Signal Iduna Park el 3-3 cosechado ante el máximo rival el 13 de septiembre de 2008. Hasta el minuto 67, el Schalke mandaba claramente 0-3 en el marcador gracias a los goles del peruano Jefferson Farfán, Heiko Westermann y el brasileño Rafinha. Pero el Dortmund no bajó los brazos y, tras las expulsiones de Fabian Ernst y Christian Pander, logró empatar en los últimos 22 minutos (doblete de Frei y un tanto de Neven Subotic). Jürgen Klopp debutó en los clásicos con un empate que supo a victoria.

Alexander Frei volvió a ser protagonista en el Clásico del Ruhr en 2008.

Nace el mito de Manuel Neuer

Ningún gol hubo, sin embargo, en el clásico disputado en Dortmund el 4 de febrero de 2011. ¿El “culpable”? Un Manuel Neuer colosal. El arquero canterano del Schalke completó una actuación memorable, deteniendo 9 ocasiones claras del Dortmund. Esa cifra sigue siendo su mejor récord personal en la Bundesliga. Aquella tarde nació una estrella.