Resumen

  • Por primera vez desde hace 30 años se pitaron 10 penaltis en una misma fecha de la Bundesliga.
  • También por primera vez se fallaron cinco penaltis en una misma fecha.
  • Borussia Mönchengladbach desperdició dos en el mismo partido.

El punto de penalti fue el gran protagonista de la Fecha 7. Hasta un total de 10 penales fueron señalados por los árbitros en cada uno de los encuentros, y cinco de ellos fueron errados.

La Fecha 7 de la Bundesliga quiso desmentir aquello de que penalti es sinónimo de gol. Los árbitros señalaron la pena máxima en un total de 10 ocasiones, con la mitad de ellas siendo desaprovechadas por la buena intervención de los arqueros, por malos golpeos de balón o por encontrarse con los postes.

El histórico récord de doce penaltis señalados en la fecha 12 de la temporada 1971/72 no fue superado, pero Pierre-Emerick Aubameyang, André Hahn, Lars Stindl, Antonio Colak y Emil Forsberg, si pasarán a la historia de la Bundesliga por ser los autores de las cinco penas máximas desaprovechadas en una misma jornada.

Curioso es el caso de Borussia Mönchengladbach. Los Potros erraron los dos penales de los que dispusieron en su empate sin goles ante el Hamburger SV. André Hahn vio como su lanzamiento era bloqueado por el arquero René Adler en un alarde de reflejos. Posteriormente, Lars Stindl observó consternado como el suyo se estrellaba contra el larguero.

Andrej Kramaric no falló desde el punto de penalti e hizo el definitivo 2-1 en la victoria del TSG 1899 Hoffenheim ante el SC Freiburg. © gettyimages / Matthias Hangst

… Y cinco acabaron en gol

Pero no todos fueron fallados. Yunus Malli y Lukas Hinterseer anotaron con facilidad y son un seguro de vida desde el punto de penalti. Ninguno de los dos jugadores ha fallado un penalti en su carrera Bundesliga, con una tasa de conversión del 100%. Anthony Modeste también convirtió su pena máxima, llegando así a cuatro penales en su carrera en la Bundesliga.

Andrej Kramaric, que solo ha fallado una vez desde los 12 pasos en la Bundesliga, marcó el gol decisivo para la victoria del TSG Hoffenheim, mientras que el jugador del SV Darmstadt 98, Jerome Gondorf hizo su debut como lanzador de penales en la Bundesliga de forma exitosa, aún cuando sólo valió para maquillar la derrota de su equipo.