Resumen

  • El lateral derecho de Los Bávaros cumple su sexta temporada en Múnich. Su especialidad la asistencia: 23.
  • Desde que se puso la camiseta roja del Bayern solo ha sabido de conquistas, trofeos y alegrías.
  • El brasileño asoma como la carta perfecta para suplir la próxima temporada al capitán Philipp Lahm.

Márcio Rafael Ferreira de Souza, más conocido por el mundo entero como Rafinha, cumple 200 partidos vistiendo con orgullo la camiseta del FC Bayern München. Un jugador experimentado y de roce internacional que ha sabido ganarse la confianza de Jupp Heynckes, Pep Guardiola y Carlo Ancelotti.

Cuando hablamos de experiencia, hablamos de un jugador como Rafinha. Allí está siempre presto para llegar en velocidad y asistir a sus compañeros o cubrir en defensa a los puntas rivales. Es un futbolista que siempre cumple con su trabajo sea cual sea el partido. Es uno de los jugadores más veteranos del equipo  y todos los estrategas que han pasado por el Bayern München han confiado en su juego. Él sabe perfectamente cuál es su rol dentro de la cancha: “No soy un jugador que haga goles, pero siempre estoy dando asistencias para nuestros delanteros”.  

Llegó a Múnich (procedente del Genoa CFC, Italia) en la temporada 2011/12 y de inmediato se calzó la camiseta y un puesto en el cuadro Jupp Heynckes, completando 24 partidos en su año debut en la Bundesliga. El verano del 2012, Rafinha abrió la lata de su palmarés al conquistar con el Bayern München la Supercopa de Alemania. De allí en adelante su carrera creció a pasos agigantados y su figura fue fundamental -tanto a nivel futbolístico, experiencia y en lo anímico- para el camarín del Allianz Arena.

>>Así prepara Rafinha los clásicos contra el Borussia Dortmund<<

Su debut goleador en la Bundesliga lo hizo en octubre de 2012 en la goleada de Los Bávaros (5-0) ante el Fortuna Düsseldorf. En aquella temporada Rafinha y compañía lograron el histórico triplete de la mano de Jupp Heynckes, alzando a los cielos de Múnich el trofeo de la Bundesliga, la Copa Alemana y la UEFA Champions League. Pero su éxito y consolidación continuaría bajo la dirección del técnico español Pep Guardiola, quien le otorgó más continuidad como lateral derecho, ya que Philipp Lahm pasó muchas veces al centro del campo.

En las tres temporadas bajo la mirada del técnico catalán, Rafinha conquistó en tres ocasiones la Bundesliga, además de dos Copa Alemana (2014 y 2016), una Supercopa (2013) y la Copa Mundial de Clubes (2013). Es decir, el lateral brasileño,  lo ganó todo. Fue durante esta etapa que Rafinha pudo explotar de mejor forma su condición de habilitador, arrancado desde la banda derecha hasta la zona de peligro y asistir a sus compañeros. En total, sumó 15 asistencias de gol.

Rafinha y la banda latina del FC Bayern München en plena celebración. © gettyimages

Con el técnico italiano, Carlo Ancelotti, su calidad sigue intacta. Por ello, el estratega ha requerido al brasileño en 26 partidos (18 de ellos en Bundesliga) y se ha apuntado esta temporada con un gol y tres asistencias. Hoy frente al Darmstadt 98 el astro latino -con el trofeo de la Bundesliga nuevamente bajo el brazo- cumple 200 partidos con Los Bávaros. Una historia plagada de éxitos y copas, la cual pretende revalidarla en la próxima temporada cuando ya no esté Philipp Lahm: "Estoy aquí desde hace seis años. Philipp es un jugador que no tiene igual, pero yo sé de mis cualidades y no veo ningún problema en jugar más partidos en su puesto la próxima temporada", aseguró el lateral brasileño que hoy está de aniversario.