Resumen

  • El Borussia Mönchengladbach aún no suma puntos en la Champions League.
  • Varias lesiones complican los planes del técnico, André Schubert.
  • El Celtic Glasgow aprovechará las circunstancias para afianzarse en la tercera posición.

Pese a un inicio adverso ante Manchester City y FC Barcelona, el Borussia Mönchengladbach buscará este miércoles (20:45h CEST) enderezar el rumbo de su campaña en la UEFA Champions League ante su tercer rival de grupo, el Celtic Glasgow.

Luego del empate sin goles ante el Hamburger SV en la pasada fecha de la Bundesliga, el Borussia Mönchengladbach visita ahora el histórico Celtic Park con el objetivo de sumar los primeros puntos en esta UEFA Champions League. Para ello, los de André Schubert tendrán que reponerse a importantes bajas como la del brasileño Raffael, el mediocampista Fabian Johnson o la del central Christian Christensen. Thorgan Hazard es seria duda.

Por su parte, Celtic ha demostrado ante Manchester City y FC Barcelona que tiene suficiente garra y espíritu de lucha para contrarrestar las plantillas repletas de estrellas de sus rivales de grupo. Esto, además de un estadio a máxima capacidad de una de las aficiones más reconocidas del viejo continente, supondrá el punto a favor de los dirigidos por Brendan Rogers.

En la previa del encuentro, el defensor de Los Potros Oscar Wendt, cuestionado por las importantes ausencias, enfatizó en la importancia de mantener la calidad en el juego a pesar de las mismas. “Por supuesto que hubiésemos preferido contar con todos los jugadores, pero las lesiones ocurren. Tenemos que defender inteligentemente y jugar un partido correcto en lo táctico”, afirmó.

A quién mirar:

Moussa Dembelé: El delantero francés tiene apenas 20 años de edad pero ya marca en la UEFA Champions League como todo un veterano. Autor de dos de los tres tantos del Celtic en la competición, Dembelé será una dura prueba para la defensa de Los Potros.

Lars Stindl: El alemán ha visto acción en los dos últimos choques continentales del Gladbach, así como en las siete fechas de la Bundesliga, como titular y como suplente. Su calidad sobre el campo lo ha colocado como uno de los contendientes a una posible convocatoria con la selección de Alemania.