Resumen

  • El griego fue la clave en la victoria del Borussia Dortmund.
  • Como de costumbre, Sokratis fue un muro en defensa.
  • El defensa se atrevió a subir y disparar al arco para marcar uno de los mejores goles de la temporada.

A veces en el fútbol la fortuna acompaña a los que se atreven y ante el Eintracht Frankfurt fue Sokratis Papastathopoulos el más atrevido de todos.

El defensa, siempre sólido en la marca, fue una de las claves para la victoria de su equipo. Además de frenar los avances de la visita ganando 19 duelos (más que ningún otro jugador del partido), el griego tuvo un momento de inspiración que seguro quedará en la memoria de los aficionados negriamarillos.

Cuando un inspirado Marco Fabián había igualado el marcador y el partido podía ser para cualquiera de los dos equipos, Sokratis incursionó hacia el tercio defensivo rival, dejó en el camino a Omar Mascarell con un elegante regate y se animó a probar desde afuera. Su potente disparo no dejó opciones al arquero Lukas Hradecky, se coló por la escuadra y desató la locura en el Signal Iduna Park. El atrevimiento del defensa encaminó la victoria.

Los jugadores del BVB dedicaron la victoria a su compañero Marc Bartra, quien podría volver en cuatro semanas. © gettyimages / Alex Grimm

Así fue el partido

Los locales mantuvieron el control del partido desde que salieron a la cancha. Sin regalar ocasiones, sin dejar huecos. Así, no tardó en llegar el primer gol negriamarillo, que se convirtió en el más rápido del equipo desde abril de 2013. En el minuto 2, Marco Reus aprovechó un gran centro de Pulisic para adelantar al equipo en el marcador. No obstante, Las Águilas no lo dieron todo por pérdido y el tanto del empate llegó gracias al ímpetu de Marco Fabián, que estuvo brillante durante todo el partido.

Los Negriamarillos reaccionaron rápido y cinco minutos después Sokratis regateó con elegancia al rival y disparó, mandando el balón de lleno a la portería. Pese a que en el segundo tiempo ambos equipos no brillaron en precisión, llegó el tercer gol del Dortmund tan solo cuatro minutos antes del pitido final con un remate de Aubameyang, tras una asistencia de Dembélé. Así, el Dortmund ganó por 3-1 a los de Kovac, quienes pese a sus esfuerzos, no lograron imponerse.