Resumen

  • El mexicano no pudo evitar la derrota de su equipo.
  • A pesar de ello, tuvo una buena presentación a nivel individual.
  • Su tanto seguramente será un fuerte candidato a Gol de la Semana.

El número 10 siempre tiene una connotación especial en el fútbol. Lo llevaron Maradona y Pelé, ahora lo lleva Messi... y en el Eintracht Frankfurt es Marco Fabián el dueño del mítico número.

Más allá de ser el dorsal por excelencia para los mediocampistas ofensivos, llevarlo implica también una responsabilidad de liderazgo con el equipo: mover los hilos en la creación de juego, imponer su ritmo al partido y cada vez en cuando atreverse a con un disparo desde lejos. Ante el Borussia Dortmund, Marco Fabián demostró por qué se ha ganado la camiseta 10 con sobra de méritos.

A pesar de la derrota, Fabián generó varias oportunidades claras para su equipo, fue el encargado de conducir la ofensiva visitante, fue el jugador de Las Águilas que más duelos ganó (13) e incluso anotó un hermoso gol desde lejos que dará pelea en la elección del Gol de la Semana. El resultado no acompañó su actuación, pero la actuación individual de Marco Fabián fue una muestra más de la calidad que el mexicano aporta a la Bundesliga.

Marco Fabián anotó un soberbio gol desde lejos, demostrando una vez más su calidad. © imago

Así fue el partido

Los locales mantuvieron el control del partido desde que salieron a la cancha. Sin regalar ocasiones, sin dejar huecos. Así, no tardó en llegar el primer gol negriamarillo, que se convirtió en el más rápido del equipo desde abril de 2013. En el minuto 2, Marco Reus aprovechó un gran centro de Pulisic para adelantar al equipo en el marcador. No obstante, Las Águilas no lo dieron todo por pérdido y el tanto del empate llegó gracias al ímpetu de Marco Fabián, que estuvo brillante durante todo el partido.

Los Negriamarillos reaccionaron rápido y cinco minutos después Sokratis regateó con elegancia al rival y disparó, mandando el balón de lleno a la portería. Pese a que en el segundo tiempo ambos equipos no brillaron en precisión, llegó el tercer gol del Dortmund tan solo cuatro minutos antes del pitido final con un remate de Aubameyang, tras una asistencia de Dembélé. Así, el Dortmund ganó por 3-1 a los de Kovac, quienes pese a sus esfuerzos, no lograron imponerse.