Resumen

  • A pesar de dominar el partido, el Bayern no encontró el gol.
  • Arturo Vidal estuvo muy activo en la ofensiva.
  • Desde 2013, el Bayern no consigue anotarle al Leverkusen en su casa.

Un empate a cero entre Bayern y Leverkusen prolongó la sequía goleadora de Los Bávaros en el BayArena que se remonta hasta 2013.

Salvo el arquero Manuel Neuer y el defensa Rafinha, todos los jugadores del FC Bayern München tuvieron al menos un disparo al arco del Bayer 04. Fueron 21 en total, comparados con apenas 9 de los locales, quienes dejaron clara la falta que les hace Chicharito Hernández en la delantera. A pesar de este dominio estadístico, en el que destacó Arturo Vidal con cuatro intentos a su cuenta personal, el marcador no se movió.

Al Bayern le faltó engranar en el último tercio ofensivo, quizás por la preocupación de remontar la eliminatoria de Champions ante el Real Madrid que seguro ocupa la mente de jugadores y cuerpo técnico. Tampoco se le puede restar mérito a la defensa local, que gracias a las intervenciones acrobáticas de Toprak y Wendell aguantaron el temporal.

El brasielño Wendell salvó una clara oportunidad de gol sobre la línea con este gesto acrobático. © gettyimages / Matthias Hangst

Así fue el partido

Durante la primera media hora el partido estuvo intenso, pero se mantuvo sin ocasiones claras. El Bayern tenía mayor control del balón, sin embargo los de Korkut eran más rápidos en las acciones. En el último cuarto de hora, se desató la locura. La jugada más destacada contó con cuatro disparos a puerta de Los Bávaros en solo cuatro segundos. No obstante, la defensa del Leverkusen se mostró firme y no dejó pasar el balón en toda la primera parte. Ambos equipos fueron al descanso con el marcador a cero.

En la segunda parte, el partido siguió sin dueño. El Bayern generó más peligro que el Leverkusen, pero sin concretar. Los del Leverkusen, pese a que contaban con un jugador menos, no bajaron el ritmo y siguieron superando en velocidad a Los Bávaros. Tras varias ocaciones claras, el partido acabó con el marcador a cero. Continúa así la maldición del Bayern en Leverkusen, donde no marcan un gol desde octubre de 2013.