Resumen

  • Primera victoria del TSG 1899 Hoffenheim en partido oficial ante el FC Bayern München.
  • Un gol de Kramaric, el séptimo en los últimos siete partidos, le dio el triunfo a los de Nagelsmann.
  • Primera derrota del Bayern en todas las competiciones desde noviembre de 2016.

FC Bayern encajó su segunda derrota liguera de la temporada en su visita al TSG 1899 Hoffenheim. El gol de Kramaric en la primera parte le dio el triunfo a los de Nagelsmann que se mostraron muy superiores en la primera mitad a los de Ancelotti.

Julian Nagelsmann le ganó claramente la partida a Carlo Ancelotti, al menos en los primeros 45 minutos y con ello logró la primera victoria oficial del TSG 1899 Hoffenheim ante el FC Bayern München. El joven técnico alemán dio una clase magistral de cómo jugarle al campeón alemán. En un ejercicio, de presión, intensidad, velocidad y determinación, el Hoffenheim se comió al Bayern en el primer acto.

Ancelotti, quizás con la mente puesta en los próximos partidos (Borussia Dortmund el sábado y Real Madrid el miércoles), tiró de rotaciones y realizó hasta siete cambios respecto al once que goleó al Augsburg en la última fecha. Preocupante fue la primera parte de Los Bávaros, desdibujados, demasiado erráticos y con la falta de actitud necesaria para afrontar un partido ante el tercero de la tabla. En la segunda parte tiraron de orgullo y bien pudieron haber empatado el encuentro, pero el fútbol quiso premiar hoy el gran trabajo de un joven técnico que está llamado a escribir grandes páginas desde el banquillo.

Toda la información del #TSGFCB

© imago / Weber

Así fue el partido

El TSG Hoffenheim salió a la cancha con la clara idea de sorprender al Bayern. En un arranque fulgurante, los de Nagelsmann, con un inspirado Kramaric en la punta, pasaron por encima al conjunto bávaro. No se había llegado al primer cuarto de hora cuando los locales ya dieron muestras de su peligro en dos claras ocasiones. Más veloces y con mayor determinación a la hora de encarar los balones divididos, el TSG borró del mapa a un desconocido Bayern en los primeros minutos. Fruto de este dominio llegó el primer y único tanto del partido gracias a un gran disparo de Kramaric desde la frontal del área. Con el merecido, e incluso corto, 1-0 se llegó al descanso.

En el segundo acto, Los Bávaros salieron con otra cara y mostraron mayor actitud y determinación en busca de darle la vuelta al marcador. El Hoffenheim replegó líneas y buscó sorprender con rápidas salidas a la contra. Los de Ancelotti se hicieron con el control, pero se mostraron muy erráticos en los pases finales, sobre todo un desconocido Renato Sanches, muy gris en todo el encuentro y que fue sustituido por Ribéry. Lewandowski volvió a dejar destellos de su peligro en el área, pero la buena defensa local y un acertado Baumann impidieron el tanto del empate. Con estas se llegó al final del encuentro y con ello a la segunda derrota del cuadro bávaro en el presente campeonato.