El Hamburgo sucumbió en Múnich, donde el Bayern celebró el partido 1000 de Carlo Ancelotti como entrenador con una abultada victoria 8-0 que inauguró el chileno Arturo Vidal y coronó Robert Lewandowski con un triplete. Así se lo contamos.