Resumen

  • Javier Hernández marcó cinco goles en las tres fechas de diciembre de 2015.
  • Chicharito logró entonces el primer triplete de un jugador mexicano en la Bundesliga.
  • Sus goles hicieron que el Leverkusen cerrara el año como quinto clasificado.

Javier Hernández guarda un hermoso recuerdo de diciembre de 2105. En las tres fechas de hace justo un año, el mexicano marcó cinco goles que le valieron para ser el jugador más determinante de su equipo.

Diciembre de 2015 no arrancó bien para Los Obreros. En la fecha 15, en el partido ante el Hertha BSC, los de Roger Schmidt cayeron derrotados por 2-1. Chicharito logró el gol de la igualada, pero los capitalinos se acabaron imponiendo para disgusto de los de Leverkusen.

Mucho mejor le fue en la siguiente fecha. El Borussia Mönchengladbach rindió visita a Leverkusen y se marchó del campo con un duro castigo. Un triplete de Chicharito, el primero de un jugador mexicano en la historia de la Bundesliga, más un doblete de Kiessling, le dieron a Los Obreros los primeros tres puntos del mes en una tarde imborrable en la memoria del mexicano.

Vendrían más goles

Y la pólvora del azteca siguió ardiendo. Una semana más tarde, en visita al FC Ingolstadt 04, Chicharito marcó el único gol del encuentro en la victoria del Leverkusen por 0-1. Con ello, el ariete cerró un mes de diciembre de ensueño. Cinco goles en tres encuentros, triplete incluido y seis de nueve puntos posibles, que hicieron que los de Roger Schmidt acabaran el año en puestos europeos.

Ahora se vienen tres fechas antes del parón invernal. Chicharito, que no marca desde la jornada 6 ante el Borussia Dortmund, tiene por delante un mes de diciembre con tres partidos (FC Schalke 04 y 1. FC Köln a domicilio y FC Ingolstadt 04 como local) para poder recuperar su idilio con el gol.