Resumen

  • Los directores deportivos de Borussia Mönchengladbach y 1. FC Köln charlaron con la Bundesliga en Español.
  • Ambos consideran el derbi como un partido “muy especial”.
  • A Max Eberl no le sorprende el buen rendimiento del 1. FC Köln.

El Clásico del Rin es, para los aficionados del Borussia Mönchengladbach y 1. FC Köln, un día de fiesta. Con motivo del 85° enfrentamiento entre ambos conjuntos este próximo sábado en el Borussia-Park, la Bundesliga en Español ha charlado en exclusiva con los directores deportivos de los dos equipos, Max Eberl y Jörg Schmadtke, sobre el derbi del Rin, su buena relación y el desarrollo de ambos clubes en los últimos años.

Bundesliga en Español: Señor Eberl, señor Schmadtke, el Clásico del Rin está cerca. Para los aficionados es siempre especial cada vez. ¿Cómo es para los dirigentes? ¿Después de cinco, diez o quince veces sigue siendo igual de emocionante?

Jörg Schmadtke: Este Clásico sigue siendo muy especial porque tiene gran importancia para ambas aficiones. El estadio estará lleno y tendrá una atmósfera única. Estoy esperando que llegue ya el sábado.

Max Eberl: Lo veo igual. El Clásico del Rin es todo lo contrario a un partido normal. El 1. FC Köln fue siempre el gran rival del Borussia Mönchengladbach. Me encanta esta rivalidad.

Es sabido que ambos tienen una buena relación. ¿Cómo se ve el uno al otro?

Eberl: Aunque Jörg sea el jefe deportivo del Köln, no puedo tomarme el Clásico del Rin como un partido amistoso. Es indudable que la relación con el 1. FC Köln ha cambiado pero he de decir que yo como bávaro desplazado a orillas del Rin nunca tuve una mala relación con el Köln. Vivo intensamente esta rivalidad porque es algo muy bonito poder jugar estos Clásicos. Conocí a Jörg cuando fue asistente de Rainer Bonhof en el Borussia. Desde ese momento nació nuestra buena relación. Jörg es una persona en la que confío y a la que le tengo un gran respeto. En Aachen y en Hannover, como ahora en Colonia, ha hecho un gran trabajo. En tres clubes distintos puede decir que nunca ha salido por la puerta de atrás. Y en, este trabajo, eso no es nada fácil.

Schmadtke: ¡Muchas gracias!

Señor Schmadtke, ¿cómo ve usted a Max Eberl? ¿Podemos hablar de amistad?

Schmadtke: Probablemente primero tendríamos que definir el concepto de amistad. Max y yo no nos vamos juntos de vacaciones ni celebramos juntos nuestros cumpleaños. Pero dentro de este trabajo nos apreciamos mucho mutuamente y prefiero sentarme junto a Max y charlar más a menudo que con otros colegas. Veo a Max como un absoluto experto. Es alguien que realmente entiende su trabajo y siempre trata de conseguir lo mejor para su club.

"El 1. FC Köln fue siempre el gran rival del Borussia Mönchengladbach. Me encanta esta rivalidad". Max Eberl

¿Qué grandes recuerdos guardan del Clásico del Rin?

Max Eberl: No guardo ninguno en especial. Probablemente porque cada uno de estos partidos son un momento culminante y tienen su propia historia. Sin embargo, recuerdo muy bien el del otoño de 2010, cuando Michael Frontzeck era nuestro entrenador. En aquel entonces ganamos solo dos partidos en la primera vuelta, ambos fuera de casa, uno en Leverkusen y otro en Colonia. Pero al final de temporada no descendemos por muy poco. Esto demuestra lo especial que es este Clásico y el resultado en este Clásico, pero no necesariamente es un indicador de lo que es la temporada.

Ambos son clubes de mucha tradición, ambos han pasado años complicados y ambos han vuelto a la senda del triunfo gracias a su buena gestión. ¿Funcionaría también en los negocios de alto rango, al igual que en el fútbol profesional, el buen entendimiento entre las partes?

Schmadtke: Creo que el buen entendimiento entre las personas o el feeling en la toma de decisiones juegan un papel muy importante. Pero no solo eso. Ambos tenemos un apoyo muy valioso. En el apartado económico del Borussia está el director financiero Stephan Schippers, con nosotros Alexander Wehrle. Eso facilita el trabajo y quizás por eso podemos tomar decisiones haciendo caso a nuestro sentido común.

Eberl: Un club de tanta tradición significa también mayor emoción. Y yo creo que es necesario afrontar con racionalidad las cosas cuando hay decisiones pendientes. Lo más importante es lo que Jörg acaba de indicar. Que ambos trabajamos con buenos compañeros como Stephan Schippers y Alexander Wehrle, y que ambos podemos depender de buenos equipos de trabajo. Esta es sin duda la clave para involucrar positivamente a todos y conjuntamente encontrar soluciones. Esto no se trata de Jörg Schmadtke o Max Eberl, sino de 1. FC Köln y Borussia Mönchengladbach.

© DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA / Maja Hitij

Señor Eberl, ¿cómo ve al Köln?

Eberl: Creo que, desde que estoy aquí, el Köln ha experimentado una gran transformación. Con las personas que actúan ahora, desde el presidente Werner Spinner, pasando por Alexander Wehrle, Peter Stöger y Jörg, todos tienen el típico ADN del club, donde antes de todo gran cambio siempre había un gran momento de calma. Esa calma ayuda en los momentos delicados. Lograron el ascenso y poco a poco han ido creciendo. No me sorprende que ahora estén jugando un gran papel en la Bundesliga. Ya dije antes del comienzo de temporada que el Köln podría ser uno de esos equipos que sorprende cada temporada – como lo fuimos nosotros, el 1. FSV Mainz 05 o el FC Augsburg.

Descubra más sobre el #BMGKOE en nuestra Central de Partidos