Resumen

  • Llegó al FC Bayern München en el verano de 2015 procedente del Shaktar Donetsk ucraniano.
  • Con los bávaros ha disputado 50 partidos oficiales, marcando 8 goles y dando 19 asistencias.
  • Campeón de Liga, de Copa y Supercopa con el conjunto muniqués.

Gracias a su depurada técnica, velocidad, facilidad para el desborde, asistencias y goles, Douglas Costa se ha convertido en una de las máximas figuras de su club y de la Bundesliga. Reviva sus cinco mejores momentos con la camiseta del FC Bayern München festejando sus 50 partidos con el cuadro muniqués.

1. Llegada a Múnich y debut en la Bundesliga

Costa se incorporó a las filas del Bayern en verano de 2015 procedente del Shakhtar Donetsk ucraniano. Hizo su debut en Bundesliga el 14 de agosto de 2015 ante el Hamburger SV marcando un excelente gol tras disparo lejano con la pierna izquierda y dando una asistencia.

Costa festejó junto a Arturo Vidal la conquista de la Bundesliga la temporada pasada. © gettyimages / Alexander Hassenstein

2. La gambeta ante Julian Brandt

En la Fecha 3 de la temporada pasada, Costa dejó, sin duda alguna, el que fue el regate de la Bundesliga. El 29 de agosto de 2015 en el partido ante Bayer 04 Leverkusen puso en pie al Allianz Arena con una espectacular lambretta ante un cariacontecido Julian Brandt.

3. Estreno goleador en la UEFA Champions League

Su estreno goleador europeo con los bávaros llegó en la segunda jornada de la pasada edición de la UEFA Champions League, en la goleada por 5-0 al Dinamo Zagreb. Costa abrió el marcador y dio una asistencia en su primera gran noche europea con el conjunto muniqués.

Vea aquí los orígenes de Douglas Costa

4. Golazo al Wolfsburg en Copa Alemana

En el partido de la segunda ronda de la Copa Alemana de la campaña anterior en Wolfsburgo, Costa anotó uno de sus mejores goles desde su llegada a Alemania. El extremo sacó un zurdazo desde 20 metros para batir a Diego Benaglio y hacer el primer gol de la victoria de los bávaros por 1-3.

5. Gol y selfie ante M´gladbach

En la Fecha 8, Costa marcó el segundo tanto de la victoria ante el Borussia Mönchengladbach y lo celebró de una forma curiosa. Costa se acercó a la grada donde le esperaban dos amigos con los que se hizo un selfie.