Resumen

  • El Schalke 04 tiene una de las mejores canteras del fútbol alemán.
  • Jugadores como Mesut Özil, Manuel Neuer y Jens Lehmann se formaron en la academia de Los Mineros.
  • Además de una sólida cantera, el cuadro de Gelsenkirchen sabe invertir en fichajes de futuro.

Las minas de carbón en las cercanías de Gelsenkirchen son la analogía perfecta para la política de desarrollo del FC Schalke 04, un club que sabe cultivar y descubrir a los mejores talentos del fútbol alemán.

Manuel Neuer, Mesut Özil, Jens Lehmann y tantas otras leyendas del fútbol alemán tienen algo en común: todos ellos pasaron por las divisiones formativas del FC Schalke 04. El cuadro azul sabe explotar las ventajas demográficas que ofrece la región del río Ruhr. Además de ser una de las áreas con mayor población de Alemania, lo cual ofrece al club un pozo de talento más amplio del cual beber, los flujos migratorios hacia la productiva región minera han resultado en una gran mezcla de culturas futbolísticas.

Quizás el caso más emblemático de esto sea el ya mencionado Özil, cuya familia migró a Alemania desde Turquía. Los parques de Gelsenkirchen, donde el joven astro aprendió a patear el balón con sus amigos del barrio le sirvió para absorber el estilo aguerrido y pasional del fútbol turco. La academia del Schalke fue donde la disciplina táctica y la excelencia técnica características del fútbol alemán se unieron para formar uno de los diamantes más brillantes del fútbol mundial contemporáneo.

Mesut Özil, el mágico 10 de la selección alemana dio sus primeros pasos como profesional en el equipo de Gelsenkirchen.
Mesut Özil, el mágico 10 de la selección alemana dio sus primeros pasos como profesional en el equipo de Gelsenkirchen. © gettyimages / Alexander Hassenstein

Continúa la tradición

El Schalke es un equipo que sabe reinventarse temporada a temporada como pocos otros. A pesar de que sus jugadores son siempre codiciados por los clubes más poderosos de Europa y retenerlos a largo plazo es difícil, el buen trabajo con juveniles y su red de ojeadores han sabido mantener un flujo constante de talentos capaces de mantener en alto a la institución.

En la presente temporada, el conjunto dirigido por Markus Weinzierl ha apostado todo a la juventud. Si bien los resultados en la primera vuelta se hicieron esperar y las lesiones de algunos fichajes importantes como Breel Embolo y Coke Andújar desviaron los planes del club en cierta medida, jugadores como Sead Kolasinac, Max Meyer y Thilo Kehrer (formados en el club) o Nabil Bentaleb y Leon Goretzka (fichados siendo aún desconocidos) han levantado la temporada del club, llevándolo a cuartos de final de la Europa League y a meterse en la pela por estar en competiciones europeas la próxima temporada.

Así es la atmósfera en el Veltins Arena, hogar del FC Schalke 04.