Resumen

  • 1. FC Kaiserslautern ganó la Bundesliga 1997/98 durante su regreso de segunda división.
  • La plantilla incluía a un campeón del mundo, así como a un futuro capitán de la selección alemana.
  • El RB Leipzig busca emular a los campeones de hace 19 temporadas.

El RB Leipzig está haciendo una temporada memorable. Invictos tras 10 fechas, empatados en puntos con el líder de la tabla y anotando muchos goles. Parecieran tener la motivación para repetir algo que el 1. FC Kaiserslautern logró en la campaña 1997/98: ganar la Bundesliga estando recién ascendidos.

No fue fácil, pero fue posible. Un equipo que regresaba a la Bundesliga tras una temporada en segunda división se convirtió en el campeón en la penúltima fecha de la temporada 1997/98. Los dirigidos por Otto Rehhagel hicieron lo impensable con una plantilla conformada por un balance entre juventud y experiencia.

El comienzo de la temporada fue idóneo. Los primeros cuatro partidos se convirtieron en tres victorias y un empate, todos sin encajar un solo gol. El primero de esos triunfos viniendo contra el FC Bayern München, campeón defensor de la temporada previa, a quienes además le ganaron el partido de vuelta.

Las victorias siguientes fueron contra rivales como el FC Schalke 04 (3-0) y el VfB Stuttgart (4-3), ambos parte del grupo de clubes alemanes que terminaron la temporada en posiciones que dan acceso a competiciones europeas. De hecho, el balance contra estos equipos y Los Bávaros fue de cinco victorias, dos empates y apenas una derrota. Actuaciones convincentes contra los más fuertes de la Bundesliga.

Incluso la mascota del FCK, un pequeño diablillo rojo llamado Betzi, guarda similitudes con el Toro Rojo del RB Leipzig.

Un plantel de renombre

Además del técnico Rehhagel, quien ganó tres títulos de la Bundesliga y tres Copas Alemanas además de la Euro 2004 con la selección de Grecia, el equipo contó con varias figuras que se convertirían en nombres conocidos del fútbol alemán. El primero de ellos siendo Andreas Brehme, campeón del mundo con Alemania en el Mundial de Italia 1990. Junto a él, futbolistas como Olaf Marschall, uno de los pocos en jugar con las selecciones de Alemania y la República Democrática de Alemania; Ciriaco Sforza, quien además jugó con el Bayern y el Internazionale italiano; y un joven Michael Ballack, futuro capitán de Alemania.

Aún restan 24 fechas de Bundesliga para que alguien pueda convertirse en el campeón 2016/17, pero si el RB Leipzig es capaz de mantener el ritmo de juego con el que han disputado los primeros 10 partidos, cada encuentro disputado les dará más confianza de cara repetir la historia de un memorable 1. FC Kaiserslautern.