Resumen

  • Philipp Lahm acabará su carrera como profesional al final de la presente campaña.
  • Con este título, el canterando del FC Bayern München acumula su octava corona de Bundesliga.
  • El capitán fue el alma de la fiesta luego de asegurar la conquista

El capitán del FC Bayern München, Philipp Lahm, cerrará su carrera con broche de otro habiendo asegurado su quinto título de Bundesliga consecutivo. Luego de la victoria ante el Wolfsburg Bundesliga en Español charló en exclusiva con el mítico defensor, quien fue el centro de los festejos después del partido.

Bundesliga en Español: ¿Cuánta confianza tenía de que el Bayern sería campeón antes de la última fecha?

Philipp Lahm: Uno nunca puede asumir que será campeón hasta que ha ganado, pero luego de ver que el Leipzig empató poco antes de nuestro partido sabíamos que queríamos asegurar el título hoy.

Han asegurado el título nacional número 27 para el Bayern con un contundente 6-0. ¿Qué tan importante era para ustedes dominar el partido de esa manera?

Es bonito ganar con resultados así, pero no es decisivo. Era importante definir el campeonato a la primera oportunidad que tuviéramos. Queríamos ganar la liga hoy.

¿Fue el marcador tan abultado un desahogo por los resultados de Champions y Copa Alemana?

No, para nosotros lo importante era simplemente jugar bien y ganar.

Nunca se olvida el primer título y en mi caso eso fue en 2006. Cuando levante la Meisterschale como capitán en la última fecha de la temporada seguramente volverán a invadirme las emociones.

¿Cómo fue el festejo en el vestuario después del silbatazo final?

¡Fue una liberación! Hemos tenido algunos partidos entre semana que no invitaban a festejar nada y hoy nos desquitamos. Si tienes razón para celebrar, házlo. Hace poco dije que ganar la Bundesliga no es algo que se pueda dar por sentado y es algo que siempre se debe tener presente.

Este es su octavo título de Bundesliga. ¿Cómo compara este logro con los anteriores?

¡Los primeros fueron hace tanto tiempo que ahora ya no recuerdo cómo fueron! (risas). Luego del empate del Leipzig era cuestión de tiempo asegurar el título. Solo necesitábamos ganar uno de los últimos cuatro partidos. Para mí ha sido espectacular y siempre es especial ganar la Bundesliga. Fue emocionante celebrar con los aficionados y muchos jugadores del Wolfsburg me felicitaron por mi carrera. Es imposible no ponerse sentimental.

¿Fue este su título más emocionante al ser el último?

Las comparaciones son difíciles. Nunca se olvida el primero título y en mi caso eso fue en 2006. Cuando levante la Meisterschale como capitán en la última fecha de la temporada seguramente volverán a invadirme las emociones.

Así vivió el triunfo Thomas Müller, eterno compañero de Lahm.

A pesar de sus 33 años, hoy tuvo su primera experiencia con algo, ¿qué se siente cantar junto a los aficionados con un megáfono?

Es verdad, fue mi primera vez, no recuerdo haberlo hecho antes. Toda la grada visitante me lo pedía así que no tuve otra opción. No me gusta ser el centro de atención, pero a veces es necesario.

Faltan tres partidos para acabar la temporada y luego pondrá fin a su carrera, ¿se ha puesto alguna meta personal?

Disfrutar de todo. Cada entrenamiento, cada rondo, cada centro. Solo quiero disfrutar al máximo estas tres semanas.

Lahm tiene muchas razones para sonreir. Campeón del mundo y campeón de todo con su Bayern, se retira como una leyenda viviente del fútbol. © gettyimages
Siempre apuntamos para arriba y hace pocas semanas teníamos buenas posibilidades de ganar otro triplete. Luego vienen grandes rivales que te sacan de las competencias y se cuestiona todo. Esto es así, es parte del juego

Las expectativas son siempre altas en el Bayern y esta temporada han ganado “solo” un trofeo. ¿Cómo valora la campaña del equipo?

Diría que fue un buen año. No puede valorarse como mala una temporada en la que ganas la Bundesliga. A veces parece que es fácil, pero no lo es. Siempre apuntamos para arriba y hace pocas semanas teníamos buenas posibilidades de ganar otro triplete. Luego vienen grandes rivales que te sacan de las competencias y se cuestiona todo. Esto es así, es parte del juego.

Su último partido será ante el SC Freiburg. ¿Ya consiguió entradas para sus familiares y amigos?

Me apego a las reglas con los boletos asignados. Todavía no he hablado con el club sobre organizar un partido de despedida.

Ahora vuelven a Múnich. ¿Han planeado ya la fiesta, dónde van a celebrar?

Aún no hay planes, pero seguro haremos algo especial. ¡Hay que celebrar siempre que se pueda!