La relación entre Emre Can (ex de FC Bayern München y Bayer 04 Leverkusen) se remonta a 2011. - © © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA
La relación entre Emre Can (ex de FC Bayern München y Bayer 04 Leverkusen) se remonta a 2011. - © © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

La atracción mutua entre México y Emre Can

Con motivo del inminente Alemania-México de este jueves 29 (20:00 CEST) en las semifinales de la Copa Confederaciones, aprovechamos para recordar otra semifinal, muy especial para MEX y Emre Can: El Mundial Sub-17 de 2011, organizado en México, sirvió de inmejorable escenario para el comienzo de una intensa atracción entre la hinchada azteca y un por entonces prometedor Emre Can. Entramos al detalle.

Cuando Emre Can (Fráncfort, Alemania; 12/01/1994) comenzó a disputar el Mundial Sub-17 de 2011 en tierras mexicanas jamás pensó que, además de seguir creciendo a pasos agigantados como futbolista, su impacto internacional aumentaría en la forma en que lo hizo. ¡A los 17 años de edad y especialmente en una nación a 9.000 kms de distancia!

- © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Crecimiento y posición de Emre Can

Figura relevante de la cantera del FC Bayern München desde su llegada a Múnich en julio de 2009, su convocatoria ineludible y continuada en todos los escalafones de la selección alemana desde la sub-15 –va con la absoluta desde 2015– le aportaron un bagaje preciadísimo en su reconocible estilo de juego: aporte físico, excelente conducción con una potente zancada y gran distribución de pelota.

- © DFL DEUTSCHE FUSSBALL LIGA

Emre Can, un chaval polivalente en el campo –a lo largo de su carrera ha ocupado el lateral derecho (5 partidos) e izquierdo (15); el centro de la defensa (33); pivote en el centro del campo (73) y mediocentro (48); e incluso fue interior izquierdo (3) y derecho (2)– brilló en aquella semifinal entre Alemania y México jugando de ‘8’ clásico, como mediocentro puro, la posición en la que siempre sacó su mejor versión. Asiduo por voluntad propia de la zona caliente del campo, siempre destilaron más calidad sus minutos cuanto más contacto con la pelota tuvo. Y aquel 8 de julio de 2011, Emre tocó balón a base de bien.

El #GERMEX sub-17 de 2011, un derroche de fútbol

Titular en el Estadio Corona de Torreón, Emre fue protagonista indiscutible de una apasionante semifinal entre Die Mannschaft y El Tri. La selección azteca se adelantó en el minuto 3 (0-1), pero al poco Alemania empató el partido (1-1) y volvieron las tablas. En el segundo tiempo Emre firmó una espectacular jugada individual que puso temporalmente a Alemania 2-1; Emre recibió en la zona media, se zafó de un primer rival, pisó el acelerador, se marchó de otro y ya desde dentro del área superó al portero y a un tercer defensa que se le venía encima. Una obra maestra, pura potencia y calidad. La reacción de México fue memorable, pues empató (2-2) con un extraordinario gol olímpico desde el saque de esquina y remató el partido (2-3) a un minuto del final con un gol de chilena, también a saque de esquina.

Un encuentro así de épico quedó grabado en la memoria mexicana, de igual forma que impactó la calidad de uno de los pilares de Alemania, Emre Can. Desde entonces las miradas de México siempre siguieron a Emre en su etapa en el FC Bayern München (2012/13) y en el Bayer 04 Leverkusen (2013/14).

Los caminos de Alemania y México vuelven a cruzarse en una semifinal, esta vez por la Copa Confederaciones y a nivel absoluto. Emre Can ha seguido creciendo y es uno de los alumnos aventajados de Joachim Löw. ¿Volveremos a presenciar otro lujo de partido? Lo que es seguro es que la comunión entre Emre y la hinchada mexicana seguirá estrechando lazos.