Resumen

  • Javi Martínez sufre una nueva lesión, ahora en el aductor.
  • Revés para un futbolista asentado en el once de Ancelotti.
  • Ya sabe lo que es regresar con más fuerza.

Nuevo revés en forma de lesión para Javi Martínez. El polivalente internacional español del FC Bayern se había convertido en un fijo en los onces de Carlo Ancelotti merced a su buen rendimiento en este inicio de temporada. Ahora volverá a estar alejado de los terrenos de juego durante un tiempo aún indeterminado.

La semana comenzó con unas amargas noticias para los aficionados del Bayern y sobre todo para Javi Martínez, un jugador acostumbrado desafortunadamente a lidiar con lesiones, quirófanos y salas de rehabilitación durante su etapa muniquesa. En el último duelo liguero ante el Colonia, el todoterreno navarro sufrió unas molestias en el aductor de su muslo izquierdo que le obligaron a abandonar la concentración de la selección española.

El club muniqués sufre una nueva baja en una de sus líneas más castigadas en los últimos meses: la defensa. Una ausencia que será aún más dolorosa si tenemos en cuenta que Javi Martínez había jugado los 540 minutos de la temporada en la Bundesliga y, además, rindiendo a su mejor nivel. La continuidad es básica para todo futbolista, pero sobre todo para los jugadores que, como el navarro, se la ganan tras superar dos temporadas interrumpidas constantementes por las lesiones.

Una rotura de ligamentos le alejó del césped durante 8 meses en 2014.

El calvario de Javi Martínez comenzó en la campaña 2013/14 con una operación en la región inguinal y una lesión en el tobillo que le hicieron perderse 27 partidos con el Bayern. Sin embargo, la lesión más grave llegaría en el arranque de la 2014/15, concretamente en la final de la Supercopa alemana contra el Borussia Dortmund. El centrocampista español sufrió una rotura de ligamentos cruzados al intentar rematar un balón en el área rival. Aun así, ocho meses de baja, una operación en Estados Unidos, una larga recuperación y la disputa de tan solo tres partidos oficiales no minaron el buen carácter de Javi Martínez.

Tampoco lo haría el desprendimiento del menisco que volvió a apartarlo del césped durante casi dos meses, entre febrero y abril, la pasada temporada. Javi Martínez ha demostrado en las últimas campañas su fortaleza para superar una y otra vez los obstáculos físicos. La reciente lesión en el aductor ni mucho menos frenará al paciente navarro. Y no nos referimos a la persona que padece físicamente y se halla bajo atención médica, sino a la persona que tiene el don de la paciencia. Y al centrocampista del Bayern le sobra... con y sin el balón.