El Eintracht Frankfurt sumó su tercera victoria seguida, la sexta en los últimos siete partidos, y se colocó tercero en la Bundesliga. Además, es hasta ahora el mejor equipo de Europa. Los de Adi Hütter viven un gran momento, sobre todo en ataque, gracias a la inspiración de su trío de goleadores: Ante Rebic, Sebastian Haller y Luka Jovic.

El vigente campeón de la Copa Alemana parece haberse postulado como una de las grandes sensaciones de la temporada en la Bundesliga. Las Águilas no pierden desde la Fecha 5, cuando cayeron derrotados en Leverkusen, y han sumado 19 de los últimos 21 puntos en juego, anotando además 23 goles, un promedio de más de tres goles por partido. Un éxito que extrapola también en Europa: El Eintracht es hasta ahora el mejor equipo en competiciones internacionales. En Europa League, ha conseguido todos los puntos posibles (15), empatado con Chelsea FC y Red Bull Salzburg, y el mejor balance de goles (11).

Las malas sensaciones dejadas por el equipo en el inicio de temporada -tan solo sumaron un triunfo en los primeros cinco partidos- han dado paso a un vendaval de juego y goles, coincidiendo con el cambio de sistema de Adi Hütter, que dejó atrás la línea defensiva de cuatro hombres para volver al esquema que tan buen resultado le dio a Niko Kovac en las temporadas precedentes, el 3-5-2.

Ni la baja de Carlos Salcedo, ni la poca participación de Marco Fabián, han evitado que Las Águilas emprendan el vuelo. El DT austríaco, campeón de la liga de su país la pasada temporada, ha armado un equipo sólido, vertical y tremendamente ofensivo, sin apenas fisuras y que ha sido capaz de reponerse a la dura derrota en la Supercopa Alemana ante el Bayern München y la eliminación en la primera ronda copera.

El trío de goleadores se abona al tres

En sus últimas tres victorias seguidas, el Eintracht Frankfurt ha firmado el mismo número de goles por encuentros: tres. Tanto en Stuttgart como en casa ante el Schalke 04 y en última instancia en Augsburgo. A Las Águilas parece haberles gustado dicho número, que además guarda una bonita relación con una de las claves del equipo en esta campaña, su trío de goleadores: Ante Rebic, Sebastian Haller y Luka Jovic.

Su pareja atacante, Haller y Jovic, con nueve tantos, se sitúan en lo más alto de la tabla de goleadores, algo que solo pueden decir dos equipos en Europa, el FC Barcelona (Messi/Suárez) y el Paris Saint Germain (Neymar/Mbappé). A ellos se les suma el vigente subcampeón del mundo, Ante Rebic, quien con cinco goles da replica a la mejor pareja ofensiva del campeonato.

De momento, el objetivo del Eintracht sigue siendo acabar entre los cinco primeros y tratar de llegar lo más lejos posible en la UEFA Europa League, donde ya ha logrado su pase a los dieciseisavos de final. Pero a nadie se le escapa que, de seguir este ritmo, su candidatura al título es toda una realidad. Mimbres tiene para ello.