Franco Di Santo marco de penal y fue sustituido al descanso por molestias en los isquiotibiales. - © imago
Franco Di Santo marco de penal y fue sustituido al descanso por molestias en los isquiotibiales. - © imago
Bundesliga

Di Santo lidera a un Schalke que ya es segundo

Franco Di Santo abrió el marcador de penal en la victoria por 2-0 del FC Schalke 04 ante el Hamburger SV. Los Mineros, una semana antes del Clásico del Ruhr, escalan ahora hasta la segunda plaza.

Corrían los primeros días de marzo de 2016 cuando Franco Di Santo anotaba su último gol en Bundesliga con el FC Schalke 04. 20 meses después el delantero argentino volvió a ver puerta de nuevo y abrió el marcador ante el Hamburgo al transformar un penal cometido sobre Konoplyanka en el minuto 17 de partido.

Franco agarró la pelota seguro de su lanzamiento y con toque sutil situó el balón raso pegado a un palo, engañando totalmente al arquero del HSV que se venció hacia el otro lado. Fue el 20º gol del argentino en la Bundesliga y 16 de ellos sirvieron para bien abrir el marcador (en once ocasiones), o para empatar el encuentro (en cinco ocasiones). Sin embargo, el de Mendoza no tuvo chance de incrementar su cuenta goleadora, ya que en el descanso tuvo que quedarse en la caseta tras unas molestias en los isquiotibiales.

- © imago / siwe

Los Mineros suben al segundo puesto

Hacía cinco temporadas que los de Gelsenkirchen no se veían en puestos tan altos de la tabla. Ahora, justo antes de enfrentarse a su más enconado rival, el Borussia Dortmund, en una nueva edición del Clásico del Ruhr, los muchachos de Tedesco podrán observar a los pupilos de Bosz desde lo alto de la tabla, algo no muy frecuente en las últimas temporadas en la hinchada minera.

El Schalke acumula seis partidos invicto en la Bundesliga y ha sumado 14 de los 18 puntos posibles en ese periodo. Algo solo superado por el FC Bayern München en el mismo número de partidos. Ante el rival favorito en la Bundesliga, el Hamburger SV (ya le ha derrotado en 38 ocasiones, más que a cualquier otro equipo) Los Mineros se mostraron solventes, sin alardes para sumar una nueva victoria, de nuevo sin su más prometedora estrella: Leon Goretzka, ante un rival que solo dio muestras de peligro en el inicio de la segunda mitad cuando Hunt estrelló un balón franco contra el palo. En el minuto 77, el austríaco Burgstaller finalizó una buena jugada de ataque para poner el definitivo 2-0 en el luminoso y dar el salto hasta el segundo puesto de la tabla. El sábado que viene tendrá que defender dicha plaza nada más y nada menos que en casa del más gran rival. ¡El Clásico del Ruhr está servido!