Resumen

  • Viene de ser considerado uno de los mejores técnicos en la Bundesliga.
  • Fue artífice de la permanencia del SV Darmstadt 98 en la máxima categoría.
  • Anunció que su principal misión es mantener al club seguro y lejos del descenso.

El nuevo entrenador del FC Augsburg ha construido un nombre en la Bundesliga gracias a su capacidad de sacar el máximo rendimiento de equipos “modestos”. Eso hizo Dirk Schuster en su último paso por el SV Darmstadt 98 y eso promete hacer ahora con en su próximo desafío. Aunque él lo toma con la máxima humildad posible.

“Me gustaría pelear por algo más que la permanencia. Pero eso sería irreal a estas alturas de la temporada. Lo que podemos prometerle a los hinchas de Augsburgo es que tendrán muchos partidos más de Bundesliga”, dijo Schuster durante la pretemporada.

El adiestrador de 48 años, ex internacional con Alemania Oriental y luego con la Mannschaft, inició su trayectoria con una interinidad en el ASV Durlach en 2006. Pero en rigor, comenzó a forjarse un nombre en la Bundesliga 3 al frente del Stuttgarter Kickers. Cuando este equipo le despidió, un rival de la misma división le contrató y la carrera de ambos cambió para siempre. Ese club era el SV Darmstadt 98.

Con Los Lirios, Schuster anduvo extraordinariamente: ascendió dos categorías y mantuvo al equipo en la Bundesliga. “Fueron años exitosos. Hubo confianza en un proyecto del que agradezco haber sido parte”. Prueba de ello es que fue votado como el mejor entrenador de la Bundesliga de la pasada temporada. “Fue un premio que acepté en nombre del equipo. Todos fuimos parte del milagro del Darmstadt: desde el presidente hasta la señora de la limpieza”.

Tras 131 partidos con Darmstadt al entrenador se le presentó un nuevo desafío al frente de un equipo con otras aspiraciones.

El registro de Schuster en el SV Darmsdadt 98 fue de 54 triunfos, 43 empates y 35 derrotas, acumulando dos ascensos seguidos y la permanencia del club en la Bundesliga. © gettyimages

Optimismo por doquier

Ahora bien: la misión no es sencilla. Antes que él, en el banquillo del FCA estuvo Markus Weinzierl. “Él deja unos zapatos difíciles de llenar con todo lo que hizo aquí”, agregó sobre el paso de cuatro años que tuvo su antecesor en el club, en el que incluso los hizo debutar en la Europa League tras una histórica quinta ubicación hace dos campañas.

En el WWK Arena parecen esperanzados con el nuevo técnico. El debut en la Copa Alemana fue positivo, con un triunfo en casa del Ravensburg (0:2). Para el debut en casa del Werder Bremen, el próximo día 27, el técnico espera contar con una maquinaria más aceitada. Sus equipos se caracterizan por el orden táctico, al menos por lo visto en su pasada experiencia con el Darmstadt. Ahora tendrá piezas para apuntar a metas más ambiciosas.

El cuadro de Schuster repetirá piezas claves de la era de Weinzierl: el capitán Paul Verhaegh seguirá siendo el eje defensivo y el paraguayo Raúl Bobadilla aportará experiencia en el ataque junto con el islandés Aron Finnbogason. Pero espera acompañar a estos dos puntales con fichajes como el del japonés Takashi Usami y el central Marvin Friedrich. “Tenemos un equipo fuerte que se comunica bien, pero tenemos que mejorar muchas cosas en los próximos días. Nuestro objetivo es conseguir ese orden que tanto buscamos”, aseguró tras el triunfo en la Copa.

Ahora solo queda ver si ese optimismo que tienen tanto el propio Schuster como los hinchas del Augsburgo, pueden traducirse en un salto calidad.