Resumen

  • El presidente Uli Hoeneß es el máximo exponente del 'Mia San Mia' e ideólogo de la nueva Academia.
  • Por la cabeza del directivo Karl-Heinz Rummenigge pasa cada decisión y cada fichaje del equipo muniqués.
  • Con ellos, y junto al director deportivo Sahan Salihamidzic, se fragua el Bayern Múnich del futuro.

Todo gran club que se precie necesita, además de míticos entrenadores y jugadores estrella, una cúpula directiva capaz de gestionar el presente y el futuro con meticulosidad. En el Bayern Múnich esta tarea corre a cargo del tridente formado por el presidente Uli Hoeneß, el vicepresidente Karl Heinz Rummenigge y el director deportivo Sahan Salihamidzic. Con motivo del ESPECIAL "El Bayern del futuro", analizamos a los responsables en la sombra del indudable éxito del campeón alemán.

En un teatro de marionetas están los títeres, la cara visible. Pero sin la persona que mueve los hilos, el titiritero, nada tendría sentido. ¿Quién se esconde detrás de la cortina en el Bayern Múnich? Tres nombres: Uli Hoeneß, Karl Heinz Rummenigge y Sahan Salihamidzic. El Staff directivo, los que planifican desde dentro el Bayern de ahora y de los próximos años. Los que están detrás de cada renovación, cada fichaje... en definitiva, cada paso en el camino del éxito.

DATOS: James, el centro de gravitación del Bayern

Máximo exponente de la tradición y del Mia San Mia, uno de los lemas más conocidos en el fútbol alemán, es sin duda Uli Hoeneß. El hoy máximo dirigente de Los Bávaros asumió el cargo de director deportivo del club en 1979 con solo 27 años y 239 partidos de Bundesliga disputados. Entre 2002 y 2009 fue vicepresidente del club para después sustituir a Franz Beckenbauer como presidente. Ya desde sus primeros años como directivo se caracterizó de visionario e innovador dentro de la Bundesliga, según recuerdan en la web del club.

En 2007 se despedía del Bayern Salihamidzic, donde acabaría siendo director deportivo. © imago

Construyendo el futuro

Uno de los anhelados sueños tanto de Hoeneß como del director general Karl Heinz Rummenigge, era construir el mejor centro de formación para jóvenes jugadores de Alemania. Algo que desde agosto de 2017 es ya una realidad. Con el nuevo centro deportivo, ambos directivos han dado un paso más la inversión en el talento joven. Una de las claves de su éxito. “Estamos por buen camino”, apuntó en la inauguración Rummenigge, exjugador y ahora titiritero del Bayern con notable influencia en las decisiones y por cuya cabeza pasan todas los fichajes del club, como el de Pep Guardiola.

ANÁLISIS: ¿Debe seguir Heynckes como Director Técnico del FC Bayern?

Pero hay un tercero en la función. Ese es Sahan Salihamidzic, seis veces campeón de Bundesliga y cuatro de Copa con el equipo muniqués, del que ahora es director deportivo y embajador, junto al brasileño Giovane Élber y Bixente Lizarazu. Los tres míticos jugadores del club bávaro son los encargados de reforzar la presencia del Bayern a nivel nacional e internacional y de transmitir los valores del club. Los valores del Mia San Mia.

AL DETALLE: Arturo Vidal es el volante más goleador de Europa

Los ojeadores

No obstante, en escena también entran en juego, indirectamente, la labor de los ojeadores. La de Laurent Busser, jefe de scout que pescó a la joya jamaicana Leon Bailey cuando trabajaba en el Bayer Leverkusen. El alemán cubre así el hueco que dejó la salida de Michael Reschke, descubridor del chileno Arturo Vidal, a quien llevó al Leverkusen durante su etapa con "Los Obreros" y después trajo al Bayern.

“Le agradezco en nombre de todo el Bayern su gran trabajo, Michael Reschke ha tenido un espectacular rendimiento durante los tres últimos años” Karl-Heinz Rummenigge

Once renovaciones en año y medio

Tal y como manifestó Rummenigge con emoción cuando Reschke tomó la decisión de irse al Stuttgart, el exjefe de ojeadores colaboró con el éxito del Bayern con su gran conocimiento, su profesionalidad y su red de contactos. Un éxito que depende de estos hombres, que apenas salen en escena, pero que desde las alturas mueven los hilos. Desde diciembre de 2015, el Bayern realizó un total de 11 renovaciones de contrato (siete de ellas hasta 2021), confirmó la compra de Kingsley Coman y cerró los fichajes de Coretin Tolisso, Niklas Süle, Serge Gnabry y Leon Goretzka, ninguno mayor de 23 años.

El trabajo en la sombra de Rummenigge y Hoeneß, con el aporte y nexo de Salihamidzic con la plantilla en los últimos tiempos, es tan importantes como un gol de James o el manejo experto de Jupp Heynckes. El futuro del Bayern también pasa por las manos de los titiriteros.

¡No se pierda el resto de contenidos del ESPECIAL sobre el Bayern del futuro!