El 21 de noviembre de 2009, Mario Götze debutó como profesional con el Borussia Dortmund en la Bundesliga. Reviva el inicio de una de las historias más importantes del fútbol alemán.

En la temporada 2009/10, el revolucionario proyecto deportivo de Jürgen Klopp al mando del Borussia Dortmund estaba aún verde. El entrenador había llegado un año antes con la consigna de devolver a la gloria a un equipo que, a pesar de su historia, llevaba varias temporadas sin pelear por la Bundesliga ni disputar la Champions League.

El plan de Klopp se sostenía sobre dos pilares: una innovadora propuesta táctica basada en la presión alta al rival y el protagonismo de jugadores jóvenes con enorme potencial. Mats Hummels y Neven Subotic, fichados en el mercado, junto a Marcel Schmelzer y Nuri Sahin, canteranos del club, fueron los primeros beneficiados por esta política de desarrollo.

Lo que aún le faltaba al Borussia Dortmund para despegar definitivamente era un jugador distinto, un Diego, alguien capaz de darle la vuelta a cualquier partido a cuenta de su talento individual.

Así se forjó Mario Götze

Mario Götze llegó a las divisiones inferiores del Borussia Dortmund en 2001 con apenas 9 años, donde impresionó a todos sus entrenadores y fue ascendiendo categorías con méritos de sobra. En verano de 2009, Götze ganó el Campeonato Europeo Sub-17 con la selección alemana compartiendo vestuario con jugadores como Marc-André ter Stegen y Shkodran Mustafi. Dortmund premió a su joven mediocampista con una plaza en el primer plantel para la temporada 2009/10.

Para la fecha 13 de aquella campaña, Götze recibió su primera convocatoria. En un duro partido en el Signal Iduna Park ante el Mainz 05, los negriamarillos no veían la manera de romper el 0-0 en el marcador y el técnico Klopp apostó por sustituciones arriesgadas, todas de corte ofensivo. En el minuto 88, Mario Götze entró por Jakub Blaszczykowski en busca de un heroico gol sobre la hora. El tanto no llegó, pero la leyenda de Götze tenía ya su primera página.

Aquella temporada, Götze jugó poco, apenas 41 minutos en 5 partidos disputados de 12 convocatorias con el primer equipo. No anotó goles ni dio asistencias, pero la confianza de su técnico estaba más que asegurada.

Mario Götze aprovechó a plena la confianza de Jürgen Klopp en su primera temporada como profesional. © imago / Team 2

Y el resto es historia...

En las temporadas 2010/11 y 2011/12, Götze se convirtió en la pieza clave de un Borussia Dortmund que además de conquistar la Bundesliga dos veces consecutivas, alzó la Copa Alemana en 2012 y luego alcanzó la final de la Champions League en 2013. Su fichaje por el Bayern, el gol que le dio el Mundial Brasil 2014 a Alemania y su regreso a Dortmund en 2016 se han convertido en parte del folklore del fútbol alemán...

Tan profunda es la huella de aquel joven que con 17 años debutó en la Bundesliga con el Borussia Dortmund, que Jürgen Klopp aún no olvida a su pupilo predilecto. Cuando le preguntaron recientemente quién ha sido el mejor jugador que ha dirigido, el carismático estratega no lo dudó: Mario Götze.

Esto nos contó Mario Götze en exclusiva sobre sus metas para esta temporada: